9 de abril de 2020 9/4/20

Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición

Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 1)
    Galería de fotos
    Burriana - Carniceria Cati
    Burriana - Carniceria Cati
    MÁS FOTOS
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 2)
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 3)
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 4)
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 5)
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 6)
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 7)
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 8)
    Cati, un nuevo concepto de carnicería fundado desde la tradición - (foto 9)

    Más de 40 años de historia y experiencia en el sector cárnico avalan la trayectoria y profesionalidad de Cati, carnicería de Burriana.

    Julián López y Susana Ramos, son los sucesores de una saga que se erige con la creación de una empresa familiar que, tras varios decenios, continúa preservando el valor de la elaboración tradicional de productos cárnicos.

    Todo comenzó con la iniciativa de la madre de Julián López, quien consideró retomar un negocio que su familia política llevaba en la sangre. Una vez tomada la decisión, abrió las puertas por primera vez la carnicería Cati, en las inmediaciones de la Panderola. La venta de cordero y de algunos elaborados era la oferta que se dispensaba en el negocio. “Era una carnicería que, ahora puede parecer básica, pero en aquella época era muy moderna, respecto a lo que había” explicaba Julián, quien señalaba que él es la cuarta generación de carniceros. ”Mi bisabuelo ya era carnicero, en un pueblo de Jaén, y después siguió mi abuela y posteriormente no fue mi padre quien siguió sino que fue mi madre. Pasó de una familia a otra, por la razón de que mi padre se dedicaba a ser tratante de ganados”.

    Con el paso de los años y las obligaciones familiares, obligaron a la madre a dejar el negocio que retomó más tarde, en esta ocasión en la calle Santa Cristina, de Burriana. Ocho años después de la apertura del nuevo negocio, fue Julián López quien se interesó por el negocio familiar y se posicionó como gerente desde aquel momento y a lo largo de 22 años.

    Evolución del sector y el negocio
    El sector de la venta de carne y alimentos procesados derivados de la carne, con el paso de los años y la diversificación de la demanda ha evolucionado hasta la actualidad. Dicha evolución ha desembocado en productos más elaborados. Julián declaraba que “en lo que respecta a la evolución de mi negocio, hemos pasado a tener más oferta, en todos los sentidos. Tenemos mayor oferta en productos elaborados, en carne fresca, en quesos, fiambres y hasta incluso en comida cocinada”. En este sentido, Julián aprovechó la ocasión para subrayar que “ofrecemos un servicio completo” ya que las personas que visiten las nuevas instalaciones de Cati, situado en la calle Assumpta González Cubertorer nº5, así como en el Cami d’Onda nº22, podrán degustar platos preparados en el propio local aderezados con uno de los vinos de reconocidas bodegas. “Como carnicería no se puede pedir más” añadía López. “Lo último que queremos hacer es ser una carnicería para hacer degustaciones”.

    Nuevas instalaciones, nuevos servicios
    Ha pasado aproximadamente un año, desde que tomaron la decisión de dar un nuevo impulso al negocio y hacer una reforma significativa, renovando las instalaciones y ampliando las dimensiones del local, para adaptarlo a las nuevas prestaciones.

    “Hemos ampliado el servicio, ofreciendo además de la venta de carne, embutidos y fiambres, también la venta de diversidad de platos elaborados”. Así pues, Julián aseveraba que “el concepto que buscamos es combinar la compra con el ocio. Puedes venir, hacer la compra y aprovechar para degustar un vino aderezado con un buen plato de embutidos y poder culminar la visita y la experiencia con la adquisición de un plato elaborado de forma casera”.

    Producción propia
    Una de las particularidades y elemento diferenciador de Cati, es que sus productos son derivados de un ganado que ellos mismos crían. Corderos y caballos componen un ganado que es alimentado de forma tradicional y controlada, para que el producto final tenga las máximas garantías. Asimismo, la elaboración de los productos cárnicos se realiza por los propios trabajadores de la empresa, lo que afianza la confianza del consumidor. “Es una carne muy natural, criada de forma muy natural, la elaboración es muy artesanal, sin mezclar productos químicos. La elaboración es muy sana”.

    Innovación en el producto
    Un sector y negocio tradicional también exige ser competitivo, y para ello en Cati se proponen innovar de forma constante para conseguir ser todo un referente en su sector. “Innovamos constantemente y renovamos el producto. Hacemos varios tipos de hamburguesas, muchos tipos de adobo, hacemos cualquier elaboración que nos pidan. Con las comidas cocinadas hemos creado menús diarios con postres a 4,90” indicaba López.

    Asimismo, los reconocidos quesos de Trévelez, junto con fiambres de producción propia como el jamón de pollo, y una completa selección de vinos se conjugan en un nuevo concepto de negocio que abre sus puertas de lunes a jueves de nueve a dos y media y de cinco a ocho y media. Los viernes y sábado no se cierra a mediodía.

    Subir