28 de noviembre de 2020 28/11/20

Cáritas y Porta Oberta reviven un año más el espíritu solidario de la Campaña del Kilo

Cáritas y Porta Oberta reviven un año más el espíritu solidario de la Campaña del Kilo - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Cáritas y Porta Oberta reviven un año más el espíritu solidario de la Campaña del Kilo - (foto 2)
    Cáritas y Porta Oberta reviven un año más el espíritu solidario de la Campaña del Kilo - (foto 3)

    Más de 500 personas, entre niños, jóvenes, monitores y animadores, y como colaboradores del Centro Juvenil Salesiano Porta Oberta han salido hoy a las calles de Burriana para llamar -timbre por timbre y finca por finca- a todas las viviendas del casco urbano y una gran parte de los poblados marítimos para pedir la solidaridad de los burrianenses en una nueva edición de la Campaña del Kilo, una iniciativa de Cáritas y Porta Oberta que cumple 23 años y que tiene como fin recoger alimentos para que las familias más necesitadas de la ciudad puedan celebrar dignamente la Navidad.

    Repartidos por grupos y por zonas, los niños y jóvenes de Porta Oberta han recorrido los distintos barrios y, gracias al apoyo de antiguos animadores y colaboradores de la asociación -que han aportado sus vehículos particulares- han ido llevando los alimentos a la residencia de la tercera edad de Cáritas, ubicada al final de la calle Sant Blai, donde personal de Cáritas Interparroquial clasificaba los productos por categorías para facilitar así su inventario y la confección de los más de 300 lotes que se elaborarán este año y que se repartirán entre los más pobres de Burriana.

    No han faltado este año los kilos de productos básicos como arroz, azúcar, pasta o legumbres, así como los litros de aceite o leche, a los que se incorporan cada vez más frutas en almíbar o conserva y turrones y otros artículos alimenticios propios de estas fechas. Cáritas aportará un pollo a cada uno de los lotes.

    La recogida, similar a la de los últimos años y en torno a los 6.000 kilos, ha finalizado sobre las 18.30 horas. Todos los niños y jóvenes que han hecho posible esta XXIII Campaña del Kilo han acudido a la residencia de Cáritas, donde han recibido como recompensa un chocolate bien caliente, acompañado por magdalenas, servido por los Cooperadores Salesianos de Burriana.

    Este año, por primera vez, se ha sumado a la Campaña del Kilo el Colegio Illes Columbretes, que recogió esta misma semana los alimentos entre las familias de los alumnos para entregarlos posteriormente a los voluntarios de Cáritas.

    La presidenta de Cáritas, Dolores Martínez, explicó el miércoles que la ONG lleva actualizada una lista con las personas usuarias de los servicios de alimentación y que son merecedoras de estos lotes, "a través de entrevistas y perfiles realizados en los últimos dos meses", y destacó que, debido a la actual coyuntura de crisis económica y desempleo, son cada vez más familias de Burriana las que requieren diariamente de la atención de Cáritas Interparroquial.

     1 comentario
    Maria
    Maria
    28/12/2010 01:12
    mala organizacion, o falta de voluntarios

    Tengo que comentar que yo vivo en el Puerto,y no pasaron a recoger mi bolsa que tenia preparada de comida...y aqui esta...espero que el proximo año se organizen un poco mas en el puerto asi podre colaborar en la campaña del kilo.

    Subir