22 de febrero de 2020 22/2/20

Calpe va a convocar una reunión con todos los vecinos que han presentado alegaciones al Plan Especial de la Ciutat Vella

Calpe va a convocar una reunión con todos los vecinos que han presentado alegaciones al Plan Especial de la Ciutat Vella - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Calpe va a convocar una reunión con todos los vecinos que han presentado alegaciones al Plan Especial de la Ciutat Vella - (foto 2)
    Calpe va a convocar una reunión con todos los vecinos que han presentado alegaciones al Plan Especial de la Ciutat Vella - (foto 3)

    El alcalde de Burriana, José Ramón Calpe, ha confirmado que una vez pasen las fiestas navideñas tiene la intención de convocar una reunión con todos los vecinos que han presentado alegaciones al Plan Especial de Protección de la Ciutat Vella y Entorno de Sant Blai de Burriana, con independencia de que los representantes de la asociación de vecinos de la Vila hayan anunciado su intención de no reunirse con los gobernantes municipales. “Si no quieren que no vengan, apuntó Calpe, pero que luego no digan que no ha habido diálogo”. Calpe manifestó no entender por qué no quieren hablar: “luego que no se quejen”.

    La asociación de vecinos de la Vila, que preside Ximo Sorolla, calificaba de “egoísta intervenir en casa ajena cuando se vive en zonas que nunca serán de protección de yacimientos u obligar a otros a pagar un informe de técnico competente sobre el estado de la vivienda cada cinco años, o aprobar este Plan Especial quienes no viven en todo este sector”. Al respecto el alcalde quiso matizar que quien tiene la competencia es el Pleno municipal y todo el mundo debe someterse a las leyes y al Estado de Derecho. No obstante, apuntilló “resulta curioso que aleguen que el Plan Especial lo quieren aprobar personas que no viven en el casco antiguo y cuando presentan en el Ayuntamiento alrededor de 500 firmas para respaldar sus alegaciones la mitad son de gente que vive en la avenida de la Mediterrànea, o en Les Eres, lo cual, en principio, no se entiende”.

    Tal y como informó elperiodic.com el pasado lunes, la asociación de Vecinos de la Vila acordó por mayoría rechazar cualquier reunión con el equipo de Gobierno municipal para pactar aspectos del Plan Especial de Protección de la Ciutat Vella y Entorno de Sant Blai de Burriana tras haber sido sometido a información pública. Sólo aspiran a que les contesten por escrito sus alegaciones y su impugnación del anuncio de información pública por entender que no se han cumplido las reglas.

    La Asociación de Vecinos de la Vila critica que ni en este ni en los anteriores documentos redactados para aprobar el Plan Especial se les ha tenido en cuenta. Ahora, reprochaban a Calpe, estamos ante un plan de protección de la Ciutat Vella y Entorno de Sant Blai de Burriana que no hace, en su título, más que confirmar el desconocimiento por parte de quien lo redacta del hábito y cariño popular al denominar Ciutat Vella a lo que siempre se ha conocido por la Vila.

    El Plan Especial pretende desarrollar una normativa en un ámbito concreto, como el de la Ciutat Vella o la Vila, que permita el control de todo lo que se va a hacer. Por una parte incluye una memoria justificativa, una normativa con texto articulado, un catálogo con un fichero, inventariando los edificios que tienen un valor y que se dividen en tres grupos; los de interés integral, que son tres: la casa de Bernabé Peris (Club 53), el Círculo Frutero y el Mercado; luego están los de interés parcial en los que se obliga a mantener determinados elementos como las fachadas modernistas, que incluyen 55 edificios; por último están los edificios de protección ambiental, que se han de respetar por su carácter envolvente dentro de su entorno, bien por sus alturas, su cubierta de teja, etc., que suman otros 93 edificios. Además están los bienes de interés cultural (BIC) de la iglesia de El Salvador y el exconvento de la Mercè, y los bienes de relevancia local (BRL) como Sant Blai, los Carmelitas o las Dominicas. En total suman 158 edificios protegidos en el catálogo.

    El Plan Especial genera un Área de Rehabilitación Urbana (ARUD) que permitirá obtener facilidades y ayudas para la rehabilitación de edificios.

    También regula las obras de conservación, restauración y reforma compatibles con el nivel de protección. Define usos y actividades compatibles con el carácter de la zona. Establece una normativa para la publicidad y rótulos de servicios públicos. Regula las antenas de televisión y dispositivos similares en los tejados, las instalaciones eléctricas, telefonía o de cualquier naturaleza, proponiendo canalizaciones. También establece como se han de hacer las nuevas fachadas para que armonicen con el resto, teniendo en cuenta texturas y colores, sin desmerecer al conjunto que se pretende proteger. Asimismo incide en los espacios públicos, el establecimiento de áreas peatonales, de circulación y estacionamiento.

    El Plan Especial pretende mantener la estructura urbana y arquitectónica del conjunto y las características generales del ambiente y la silueta paisajística.

    Subir