25 de noviembre de 2020 25/11/20

Burriana, lucha por el Arenal Sound

Burriana, lucha por el Arenal Sound - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Burriana, lucha por el Arenal Sound - (foto 2)

    Burriana siempre ha sido una ciudad costera, relevante en la Comunidad Valenciana. Durante años, mientras otras localidades a orillas del Mediterráneo despegaban en el sector turístico nuestra Burriana se iba quedando atrás. Sin infraestructuras hoteleras, pocos atractivos y sin ganas de hacer un sprint para atraparlos a todos. Sin embargo, hace unos años vio la luz y se convirtió en el foco de atención y la envidia de todo el litoral. Un festival llamado Arenal Sound en ella se fijó, el amor surgió y juntos fueron convirtiendo una vida hasta alcanzar las estrellas.

    Hace un par de años para explicar que eras de un pueblo de la Plana Baixa decidías, al lado de Vila-real el que tiene el equipo de fútbol en primera división. Pero ahora, ahora tú decías con orgullo: “yo vivo al lado de Burriana, donde hacen el Arenal Sound”. Y todos querían venir a veranear a tu casa y con razón.

    Un festival que ha alzado el nombre de Burriana como atractivo turístico de los jóvenes durante siete años, llegados desde todos lados. Para descubrir sus playas, su encanto y la belleza de disfrutar de la buena música y de los mejores grupos y artistas con unas vistas inigualables. Cualquier músico que se precie sueña con subir a esas tablas bajo el mar de sounders y poner su vista en el horizonte de las aguas del Mediterráneo. Siendo un enclave único y envidiable, para esos festivales que venden su cercanía al mar pero que tienes que caminar kilómetros hasta encontrar las primeras gotas de agua.

    Pero en cualquier novela de amor que se precie, los amantes siempre sufren dudas y crisis, algunas irreparables. Porque hay heridas que no tienen retorno. El desamor llegó al Arenal Sound en forma de sentencia y desavenencias entre el festival y el ayuntamiento. Mientras que los vecinos de la ciudad se dividen en un bando u en otro, sí o no al Arenal.

    Y ahora se va, se va o ¿lo estamos echando? Estamos echando el romance que nos ha hecho vibrar durante años y traer triunfos, llenando de riquezas esta ciudad en tiempos de desventuras económicas.

    Mientras unos lloran ya la marcha del festival, empiezan a llegar nuevos amantes que quieren quedarse con el trabajo que han conseguido durante años Burriana y el Arenal Sound. Unos vienen luciendo playas y acantilados con aguas cristalinas, una gran experiencia en los servicios turísticos y unas infraestructuras hoteleras muy consolidadas. Hablamos de Calpe, enclave idílico para una buena escapada low cost desde donde se puede tocar el cielo desde su Peñón de Ifach. Su alcalde, César Sánchez, es el Presidente de la Diputación Provincial de Alicante así que no es de extrañar que puje alto para que el Arenal Sound se instale en su ciudad.

    Otros lugares como Benissa también empiezan a llamar a la puerta del festival para captar su atención. Es una ciudad con un paisaje único que se desliza entre la montaña y el mar, calas limpias y unas calles que esconden miles de secretos por descubrir.

    Pero desde Castellón tampoco quieren dejar pasar el tren y Oropesa ya está comprando su billete. Esa ciudad ligada al mundo de Marina d’Or siempre ha mirado de reojo el FIB de su vecino Benicàssim. No es de extrañar que ya haya hecho alguna visita o alguna propuesta para que el Arenal Sound se decante por su playa.

    El primero en mostrar interés por el festival fue Nules, mucho antes que los promotores hubieran hablado de la posibilidad de marcharse. Sobre abril, ese pequeño pueblo costero ya se ofreció como plan B a Burriana y desde entonces, son muchas las voces que sitúan el Arenal Sound 2017 en este pequeño pueblo que hace unos años acogía a muchas familias de la provincia de Castellón para ofrecerles unas vacaciones al lado del mar. Pero poco a poco se fue quedando atrás y ahora quiere recuperar esa fama turística que perdieron hace tiempo.

    Mientras, Burriana se queda impasible, intentando ofrecer Sant Gregori a ese Arenal Sound desilusionado con su primer amor y agasajado por el resto de sus aspirantes. Mientras Burriana se queda pasiva, dejando marchar su mejor oportunidad para seguir siendo el enclave turístico más deseado por los jóvenes de nuestro país.

    A nosotros no nos hace falta comprar el billete de ese tren porque ya estamos a bordo, no hace falta llamar su atención porque se enamoraron de Burriana hace tiempo y contemplamos cómo otros intentan quitárnoslo y nosotros estamos dejando que se marchen. Después de esto ¿creéis que otro festival querrá venir? No echemos el Arenal Sound de nuestra playa, porque ya forma parte de nuestra ciudad, de nuestra historia y de la futura prosperidad económica de nuestra localidad. Burriana, lucha por el Arenal Sound.

     30 comentarios
    MAÑICA
    MAÑICA
    12/08/2016 01:08
    Turismo en Burriana

    Tienes mucha razón en cuanto a la playa, maravillosa, así yo después de veranear por todo el mediterráneo llego a esta playa y me encanta y ademas no vivo a 15 km, a 3 horas en coche, no digo otra combinación porque es imposible casi... y luego llegas a burriana la playa la mejor para mi , pero entonces que?? No hay Servicios, 1 solo pequeño hotel, los restaurantes cierran por vacaciones en agosto y los bares del pueblo muchos a las 20:00...y el paseo marítimo... nada de nada Cuando ya seguro que no vengo es los días del Arenal, porque se ocupa lo único que me gusta de Burriana, o sea la playa, (Bueno el pueblo también) pero por contra son cuatro días para dar a conocer lo bonita que es y sacar un poco de rendimiento supongo, a mi no me molesta. Entonces me planteo que es lo que pasa en Burriana, y he llegado a la conclusión de que no quieren turistas ni nadie que moleste, no quieren que nos dejemos allí el dinero, no se... Por cierto las fallas muy bonitas también.

    Subir