29 de septiembre de 2020 29/9/20

El Aquidos Arquitectes tuvo que recurrir a la épica en un partido memorable

El Aquidos Arquitectes tuvo que recurrir a la épica en un partido memorable - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Aquidos Arquitectes tuvo que recurrir a la épica en un partido memorable - (foto 2)
    El Aquidos Arquitectes tuvo que recurrir a la épica en un partido memorable - (foto 3)
    El Aquidos Arquitectes tuvo que recurrir a la épica en un partido memorable - (foto 4)
    El Aquidos Arquitectes tuvo que recurrir a la épica en un partido memorable - (foto 5)

    Ya desde el principio se notaba en el ambiente que algo especial iba a ocurrir en el Pabellón San Blay de Burriana. Y así sucedió.

    Para aquellos que desconocen la historia, les pondremos en antecedentes: El Aquidos Arquitectes Burriana, como segundo clasificado de la fase regular en categoría 1ª Autonómica, se ganó el derecho a luchar por la última de las 4 plazas que estaban en juego para subir a categoría Nacional. Las 3 primeras plazas se las adjudicaron directamente los 3 vencedores de cada grupo en los que estaba dividida la categoría. La última, se la disputan los 3 equipos que quedaron segundos en sus respectivos grupos (Aquidos Arquitectes Burriana, CB Tavernes Valldigna y Servigroup Benidorm) en un torneo triangular en el que cada equipo disputará dos partidos: uno en casa y uno fuera, decididos por sorteo. Y el primer duelo se vivió la tarde del sábado en Burriana.

    El equipo rival, el Tavernes de la Valldigna, acudió con una legión de incondicionales (aficionados y jugadores de la cantera) con el fín de animar a su equipo y con la esperanza de sacar algo positivo en su desplazamiento. Pero pronto se dieron cuenta de que no iba a ser un camino de rosas. Nada más llegar se encontraron con un pabellón repleto de aficionados burrianenses que acudieron al llamamiento que el Club y el equipo habían hecho, conocedores de la dificultad del encuentro y la necesidad de la aportación de la grada. Un ambiente de gala como hacía años que no se vivía en el polideportivo, convirtiéndose de nuevo en ese temido fortín al que los equipos acudían ya con incertidumbre por su poder intimidador. También acudió una pequeña representación del Ayuntamiento, encabezada por Mª José Safont, firme seguidora del baloncesto local.

    Presentación a lo grande de los equipos. El speaker nombrando uno a uno a los jugadores, aplaudidos por ambas aficiones que en todo momento se comportaron de forma ejemplar. El Tavernes acudía con jugadores de gran calidad: algunos veteranos con experiencia en liga EBA y LEB, incluso llegando a disputar minutos en ACB. El Aquidos, con todos sus efectivos. Y un protagonista de excepción: Carlos López. En su último encuentro en casa como jugador federado, el Club quiso homenajearle, haciéndole entrega de un placa en agradecimiento a todos los años que ha dedicado al Club y en especial reconocer su enorme valía como persona, siendo un gran ejemplo para todos los jóvenes deportistas que siguen sus pasos. Y tras la presentación, mucha tensión. Últimas consignas por parte de ambos entrenadores y jugadores a la pista.

    Primer cuarto: El Aquidos Arquitectes Burriana sale con las ideas muy claras y con gran acierto, cobrando pronto una ventaja considerable en el marcador que lo lleva a finalizar el cuarto con 8 puntos a favor, 24 a 16.

    Segundo cuarto: Reacción visitante, y con 4 triples, se meten de nuevo en el partido, consiguiendo igualar el marcador, dejándolo sólo en un punto de ventaja para el Burriana al descanso.

    Tercer cuarto: Igualado al principio, pero en los últimos 5 minutos de cuarto, el Tavernes aprovechó los nervios y desaciertos de los jugadores locales, logrando distanciarse y poniendo en el marcador una inquietante ventaja de 10 puntos.

    Último cuarto: Al inicio, máxima ventaja para el equipo visitante, 13 puntos que hacían presagiar lo peor para los intereses del Burriana. Pero... vale la pena detallar lo que aconteció en estos últimos minutos de los que hacen afición y en los que se vivió la magia del baloncesto.

    Tras un tiempo muerto, los jugadores (llevados en volandas por un público entregado) inició una épica remontada. Jugadas como un triple más adicional de Vilalta hicieron vibrar a un público que se dejó la voz por su equipo: gritando, aplaudiendo, silbando a los rivales... Al Tavernes se le hacía cada vez el aro más y más pequeño, y nerviosos recurrían a su jugador franquicia, Perfecto G., quien terminó jugándose la mayoría de las posesiones. El Aquidos, con un triple estratosférico de Marco Mus, iguala el marcador a falta de 1 minuto. Un minuto eterno y de infarto, en el que los sistemas desaparecieron y la inspiración, la calidad y las ansias de triunfo se apoderaron del juego.

    En el siguiente ataque, el Tavernes anota y se pone 2 puntos arriba. A falta de 18 segundos, Fanchi anota un gran triple, dejando el marcador 71 a 70 a favor del Burriana y levantando de los asientos a todo el pabellón. 18 segundos en los que el Tavernes aún dió la vuelta al electrónico, tras anotar dos tiros libres, colocándose de nuevo uno arriba. Con 8 segundos por jugar, y ya sin tiempos muertos para preparar jugada, el Aquidos saca rápidamente de fondo y el balón le llega al jugador más inspirado del encuentro, incomprensíblemente solo, y con la sangre fría del gran jugador que es, Fas anota un triple que pone 2 puntos por delante al equipo. El banquillo burrianense salta de alegría y la euforia se apodera de la grada. Entonces los colegiados, tras un encuentro muy correcto, se suman al espectáculo: paran el cronómetro en 2 segundos, para tranquilizar los ánimos de ambos banquillos y dejan así tiempo para pensar al Tavernes. Sacan de fondo y el balón le llega a un jugador que, a la desesperada, pasa cerca de Fas y lanza un tiro descabellado que no toca ni aro. Y como ya es habitual, el arbitraje imparcial o incluso casero que existe en la mayoría de pabellones de la Comunidad, de nuevo brilló por su ausencia en Burriana y de la nada se sacaron una personal que daba la posibilidad al Tavernes de forzar la prórroga con el tiempo ya cumplido. Dos tiros libres para el base del Tavernes, quien sucumbe a la presión (la Bombonera burrianense hizo su trabajo) fallando el primer tiro libre y dando rienda suelta a toda la emoción contenida tanto en el público como en los jugadores del Burriana.

    Primer paso hacia el ascenso conseguido. Esta semana a por el segundo: visita a la cancha del Benidorm. Una victoria supondría el ascenso directo; una derrota dejaría en el aire el torneo, y se tendría que esperar al resultado del partido entre el Tavernes y el Benidorm de la semana siguiente.

    Para los interesados en acudir a Benidorm y acompañar al equipo, el Club pone a disposición de familiares y aficionados un autobus (o dos, dependiendo de las reservas), a un precio de 10 euros por persona (5 euros para los socios). El número de teléfono al que se deben dirigir para formalizar la reserva es el 600450079.

    El horario del partido en Benidorm está en el aire, ya que inicialmente estaba previsto para el domingo 16 de Mayo, pero el Benidorm ha propuesto cambiarlo para el sábado 15 de Mayo. Al Burriana esa fecha no le viene bien y pretenden cambiarlo para otro día (tal vez viernes o lunes). La fecha definitiva y el horario de salida de los autobuses se publicará en la web del Club nada más se tenga conocimiento de ella. Asímismo, ya están publicadas las fotos del partido para quien quiera rememorar esta jornada tan espectacular.

     2 comentarios
    espectador2
    espectador2
    10/05/2010 09:05
    Sí señor

    Mi enhorabuena a estos chicos por una gran temporada. A ponerle el broche final

    Subir