7 de marzo de 2021 7/3/21

Ante el cierre total, la hostelería de Burriana se suma a la protesta de Castellón y anuncia nuevas movilizaciones para mañana

Archivo
Archivo
  • Diecisiete vehículos entre hosteleros y empresas de distribución participan en la caravana contra el cierre total de la hostelería

La hostelería de Burriana sale a la calle para protestar contra la decisión del Consell de cerrar totalmente los bares, restaurantes y cafeterías para tratar de frenar la tercera ola.

Y lo hacen sumándose a la caravana de protesta que la Asociación Hostelera de Castellón (Ashocas) ha organizado esta tarde en la capital de la Plana. Así, 17 vehículos entre hosteleros y empresas de distribución de Burriana formarán parte de un acto que se ha desbordado en cuanto al número de asistentes y se calculan más de 700 vehículos de toda la provincia.

Pedro Sancerni, portavoz de la Asociación de Hostelería de Burriana, ante el cierre total del sector ha asegurado que “esta situación termina por apretar el collar para terminarnos de ahogar”.

Sancerni ha señalado que “muchos preveían lo que iba a suceder y no realizaron compra para sus locales, pero los productos perecederos ya estaban en la nevera y o bien los tenemos que llevar a casa o congelar”.

Los hosteleros siguen sin entender la decisión del Consell porque “no sabemos porqué nos culpan”, asegura Sancerni, “cuando los autobuses van llenos o los centros comerciales siguen abiertos”.

Para el representante de los hosteleros, “el Gobierno tiene la solución y es cerrarlo todo como en el confinamiento o poner un toque de queda más corto”.

Nueva protesta en Burriana

Los negocios de hostelería lamentan la falta de ayudas y de apoyo del gobierno autonómico y nacional al sector en esta crisis y por ello, han anunciado más movilizaciones para mañana a las 18 horas de la tarde en la plaza Quarts de Calatrava.

Cabe recordar que la semana pasada se realizó la primera cacerolada y la intención del sector es realizar una protesta semanal en distintos puntos de la capital de la Plana Baixa para hacer oír su malestar.

Subir