4 de diciembre de 2020 4/12/20

Los alumnos del Taller Ocupacional ultiman la restauración del antiguo aljibe de agua potable de la ciudad situado junto a la carretera de Almassora

Los alumnos del Taller Ocupacional ultiman la restauración del antiguo aljibe de agua potable de la ciudad situado junto a la carretera de Almassora - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Los alumnos del Taller Ocupacional ultiman la restauración del antiguo aljibe de agua potable de la ciudad situado junto a la carretera de Almassora - (foto 2)
    Los alumnos del Taller Ocupacional ultiman la restauración del antiguo aljibe de agua potable de la ciudad situado junto a la carretera de Almassora - (foto 3)
    Los alumnos del Taller Ocupacional ultiman la restauración del antiguo aljibe de agua potable de la ciudad situado junto a la carretera de Almassora - (foto 4)
    Los alumnos del Taller Ocupacional ultiman la restauración del antiguo aljibe de agua potable de la ciudad situado junto a la carretera de Almassora - (foto 5)

    El Ayuntamiento de Burriana, a través de la concejalía de políticas activas de empleo, que dirige Ana Montagut, ultima estos días la adecuación y restauración de los antiguos filtros y el depósito de agua potable de la ciudad, construidos a finales del siglo XIX junto a la carretera de Almassora, para que puedan ser visitados.

    Con este proyecto se han alcanzado dos objetivos: recuperar un patrimonio importante y único de la ciudad, pues se trataba de un verdadero ingenio cuando se construyó, y por otro el fomento del empleo, pues entre las personas del taller ocupacional que han intervenido y las del paro agrícola, han participado más de cincuenta personas.

    El módulo de jardinería y medio ambiente del taller ocupacional está terminando de reponer toda la cubierta vegetal que sirve de aislante para este aljibe. También han colaborado los alumnos del módulo de restauración de patrimonio, y por último se espera que en el taller ocupacional que se iniciará a finales de este año, lo hagan los de turismo, desarrollando un proyecto para que la construcción pueda ser visitada dentro de una ruta del agua que podría incluir el partidor del Sindicato de Riegos y el Azud de Burriana. Este mismo módulo trabajará para que los filtros y el depósito sean declarados también bien de interés local.

    Para que el interior del aljibe, construido en ladrillo, quede iluminado, se han instalado unas placas solares que también alimentarán de energía a la bomba que activará el riego por goteo. De momento, ya está toda la instalación realizada, y sólo falta colocar las placas, aunque temen que las roben, dado que esta semana ya han sustraído un total de treinta plantas de la cubierta.

    Existen dos recintos amurallados, uno cercano al puente del Millars, y otro junto a la antigua taberna de “Les Creutes”, en el cruce con el camí La Mar de Vila-real, que son el primer sistema de abastecimiento de agua potable de Burriana, cuyas obras se iniciaron con la colocación de la primera piedra en septiembre de 1896, por parte del alcalde Manuel Peris Fuentes, y se inauguraron el 8 de diciembre de 1901, siendo ya alcalde el liberal José Mª Sabater Cataluña, aunque la construcción se desarrollo fundamentalmente durante el mandato de Joaquín Peris Fuentes, motivo por el que así consta en una distintivo cerámico existente en la obra. El cercado amurallado más próximo al Millars, de donde se captaba el agua para el consumo humano desde el partidor del Sindicato de Riegos, albergaba los filtros de arena y de carbón vegetal. Desde allí, y a través de una acequia tapada, el agua pasaba al aljibe, que es la estructura amurallada situada más abajo, junto al camí la Mar de Vila-real. El interior de este depósito es una obra arquitectónica digna de encomio. En marzo de 1888 el Ayuntamiento decidió construir este curioso sistema de abastecimiento de aguas potables junto con la construcción de varias fuentes públicas. El proyecto se le encargó al ingeniero Pedro Seseras, mientras que los depósitos, como se lee en una de las inscripciones encajada en uno de los arcos del interior, es del arquitecto Francisco Tomás Traver (que ejerció de arquitecto municipal de Castellón y proyecto edificios como la Casa dels Caragols), siendo el contratista Vicente Senent. Durante los primeros años, el abastecimiento se limitó a seis fuentes públicas que se fueron ampliando.

     1 comentario
    Pepet
    Pepet
    02/10/2010 06:10
    Visitable?

    I això se podrà visitar? L'entrada està a tocar de carretera. No serà perillos? Perquè l'altra instal·lació, el partidor, que està entre carreteres ja la podem oblidar.

    Subir