2 de diciembre de 2020 2/12/20

Las Alquerías de Santa Bárbara busca “la paz y la unión”

Las Alquerías de Santa Bárbara busca “la paz y la unión” - (foto 1)
  • El tripartito busca limar la “enemistad existente” entre las dos asociaciones festivas

Las Alquerías de Santa Bárbara ha vivido este 9 de julio su último fin de semana festivo. Las fiestas de San Juan, que la Asociación de Vecinos de Santa Bárbara han preparado, se han visto empañadas por la queja vecinal de un propietario de la zona por las continuas molestias de ruidos y sonidos con los actos que se organizan.

Los problemas sociales en la zona marítima vienen desde hace tiempo, cuando la Asociación de Vecinos de Santa Bárbara decidió organizar sus propios actos festivos durante la festividad de San Juan en junio, alargando las fiestas a lo largo del mes de julio. Frente a ellos, la organización de las Fiestas de Santa Bárbara que se realizan en el mes de agosto.

La asperezas entre ambas asociaciones siempre han sido patentes y con la llegada del tripartito al ayuntamiento de Burriana, el concejal de zonas marítimas, Vicent Aparisi y la alcaldesa, Maria Josep Safont, intentaron “subsanar la enemistad, por el bien de los vecinos de Santa Bárbara, que sólo buscan la paz y estar unidos”. El equipo de gobierno, se ha reunido a lo largo del año con los representantes de las entidades festivas, tanto separado como unido. Pero, en vez de ir hacia delante se ha ido hacia atrás y Aparisi confiesa para elperiodic.com que para el equipo de gobierno ha sido “un fracaso este intento de acercar posturas” entre ambos, pero que es un conflicto histórico fomentado por “dos concejales del Partido Popular”.

Tras las conversaciones y los distintos encuentros entre el ayuntamiento y las organizaciones, desde el equipo de gobierno recaen en el motivo que fomenta el conflicto de ambas asociaciones festivas: las Escuelas Municipales de Santa Bárbara. La comisión de fiestas de agosto no ve correcto que la junta directiva de las fiestas de junio utilice estas instalaciones públicas durante todo el año para diversos actos como Nochevieja, Fiestas de Yucas o reuniones mensuales. Un edificio, que desde el consistorio nos explican que “no hay un convenio de cesión para su utilización por la Asociación de Vecinos”. Sin embargo, la utilización es continua, tanto por una como por otra organización, así como la instalación del bar que está edificada en las Escuelas Municipales.

Por otra parte, el conflicto estalla abiertamente cuando un vecino de la zona de Las Alquerías de Santa Bárbara presenta una queja vecinal por registro en el ayuntamiento por las continuas fiestas de la Asociación de Vecinos durante el mes de junio y julio amparándose en la necesidad del descanso de los ciudadanos del núcleo rural provocando “graves molestias” de sonoridad y contaminación acústica, según se puede leer en el documento presentado por el vecino en el registro del consistorio en enero y abril del 2016.

Ante esta situación, el concejal de zona marítima, Vicent Aparisi y con ayuda de la alcaldesa, deciden repartir diez días festivos a ambas organizaciones, la Asociación de Vecinos al tener ya programadas sus fiestas tuvieron conversaciones con la casa consistorial y decidieron variar las actividades compensando el descanso de los vecinos, realizándose en diversos fines de semana separados. Sin embargo, hubieron otras organizaciones, como El Borreguet o la Asociación Amolleu la Corda, que pidieron al ayuntamiento realizar diversos actos en los otros fines de semana que habían quedado libres. El consistorio no autorizó a la segunda asociación realizar el evento, por lo que la Policía Local, al pasar a supervisar las calles de Las Alquerías de la Santa Bárbara, levantó un acta.

Ante estos hechos, un vecino de la zona realizó una denuncia contra el concejal de zona marítima, Vicent Aparisi y la alcaldesa, Maria Josep Safont; a la Policía Autonómica por permitir que se produjeran estos eventos festivos, acusando que la Asociación de Vecinos se ha saltado los días festivos estipulados. Un hecho que niegan desde el consistorio, ya que la organización festiva de julio “ha respetado los días marcados y han suprimido el resto de su programación, eliminando los actos nocturnos de este próximo fin de semana; traspasando el concurso de paellas a una parcela privada” siendo de índole privado.

Elperiodic.com se ha puesto en contacto con los representantes de las asociaciones festivas que corroboran todos estos hechos. El Presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Bárbara, Jandro Pascual Nebot explica que son “temas con un trasfondo político y que se han tomado medidas legales respecto a las denuncias” y hemos sido testigo de los “continuos insultos y amenazas que han recibido” desde que el conflicto estallará. Mientras que el vecino que ha interpuesto la queja vecinal, defiende su “derecho al descanso, que se hagan bien las cosas; que no quiere que se eliminen las fiestas en la zona, sino que se regule los horarios y las normativas”.

El Concejal de zona marítima, Vicent Aparisi, con la ayuda de la alcaldesa, defiende que “el ayuntamiento seguirá reuniéndose con las asociaciones festivas para que lleguen a un acuerdo, porque los vecinos quieren una unión y paz”.

 7 comentarios
uno que conoce el tema
uno que conoce el tema
21/07/2016 10:07
Al Cesar lo que es del Cesar

Siendo concejal Juan Granell ya existian esas rencillas y tuvo que lidiar con algunos vecinos que creaban el malestar y no consiguió nada a pesar de múltiples reuniones, tampoco pudieron hacer nada los dos siguientes y aunque no soy pepero reconozco que estuvieron acertados en su forma de actuar pero las rencillas existentes eran y son muy profundas y cuando no hay voluntad de solucionar las cosas, poco se puede hacer. Me alegro que ahora lo esté intentando el señor Aparici y ojalá que consiga unificar las fiestas, cosa que dudo porque sería lo primero que conseguiría solucionar y si no les da todo lo que quieren no lo va a conseguir. La impotencia de Aparisi la sufrieron anteriormente Granell y Sancerni, las reuniones las tuvieron igualmente y tampoco lograron la paz que ud dice. Lamento que para asumir que no puede hacer nada al respecto, el señor Aparisi no tenga otra alternativa que tirar la culpa a sus antecesores. No por eso va a lograr nada y creame, es de cobardes.

Subir