23 de septiembre de 2020 23/9/20

Los agricultores piden más vigilancia para evitar el robo de clementinas pues en estos momentos se cotizan entre 25 y 30 céntimos el kilo

Los agricultores piden más vigilancia para evitar el robo de clementinas pues en estos momentos se cotizan entre 25 y 30 céntimos el kilo - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Los agricultores piden más vigilancia para evitar el robo de clementinas pues en estos momentos se cotizan entre 25 y 30 céntimos el kilo - (foto 2)

    Los agricultores de Burriana quieren que se intensifique la vigilancia de los campos en el término municipal para evitar los robos de naranjas.
    Mañana, a las nueve y media, se celebrará una Junta de Seguridad, a instancias del Consell Agrari, para tratar este tema, después de que se hayan advertido algunos intentos de robo tras el alza de los precios al inicio de la presente campaña.

    Se trata de un tema habitual, en todas las campañas, incluso siendo el precio de la naranja prácticamente cero, como la pasada, que se acentúa todavía más cuando tiene un valor, como en el momento actual, y en un contexto de grave crisis económica.

    Los tratos se están cerrando estos días a 25 y 30 céntimos el kilo, aunque hay mandarinas de muy alta calidad que se han llegado a pagar a 40 céntimos.

    Según nos explicaba el secretario comarcal de la Unió de Llauradors, Juan José Molés, “los robos suelen producirse cuando las cuadrillas terminamos la jornada, a la caída del sol. Antes de que se haga del todo de noche entran, después de que se hayan ido los collidors, y se llevan unas cuarenta cajas”. En opinión de Molés esas son las horas en las que la Guardería Rural debe intensificar su vigilancia, y si no disponen de medios suficientes sería conveniente que en esa franja horaria contarán con la colaboración de la Policía Local.

    Cuarenta cajas vienen a suponer unos 800 kilos de mandarinas que a 30 céntimos son 240 euros; una cantidad nada desdeñable para los propietarios tal y como está la agricultura.

    Otro aspecto que también desean que se controle desde el Consell Agrari de Burriana es la venta ambulante de naranjas. En este sentido piden que se exija al vendedor el albarán que acredite que la mercancía no ha sido robada. También solicitan que se inspeccione a algunos comercios pequeños sin escrúpulos, que son conocidos dentro del sector, y que no tienen ningún reparo en adquirir la naranja robada para comercializarla.

    En definitiva, el sector persigue que la despreocupación existente en los últimos años, porque las naranjas no valían nada, se desinstale en la campaña actual, dado que cada cajón de mandarinas robado vale seis euros, al menos en estos momentos iniciales de la campaña citrícola, pues habrá que ver si se mantiene la tendencia actual.

     

     3 comentarios
    BURRIANERO
    BURRIANERO
    05/11/2009 08:11
    BASTA YA

    Basta ya de ladrones y ladronzuelos, de los que roban en el campo y los que aceptan la mercancia, ademas de todos los sinvergüenzas que solo cogen una " bolsita ", yo tambien ire a su cuenta bancaria y le cogere " solo " unos pocos euros y mi tia la de Algemesi ( ni dona ni....)que tambien le tome unos euritos más, a ver si les hace gracia, alucinante, se ha perdido la vergüenza.

    Subir