11 de abril de 2021 11/4/21

La Policía Nacional detiene a un hombre que presuntamente cultivaba marihuana en un almacén

  • Las plantas estaban controladas con dispositivos higrométricos y térmicos así como kits de iluminación que simulaban la actividad solar

  • Los agentes intervinieron 250 plantas de al parecer marihuana y que estaban siendo secadas

  • La equipación del laboratorio le había supuesto, al ahora detenido, una inversión aproximada de 3.000 euros

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Burjassot detuvieron el miércoles a un hombre de 46 años, de origen español, al intervenir 250 plantas de, al parecer, marihuana que presuntamente cultivaba, en un bajo que tenía alquilado.

Las investigaciones se iniciaron a principios de semana, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en el interior de un bajo de Burjasot, desprendía un fuerte olor de al parecer marihuana.

Tras las gestiones oportunas los agentes localizaron al propietario del bajo el cual lo tenía arrendado desde el pasado mes de diciembre. Los policías identificaron a su inquilino, y tras realizar un registro, localizaron un laboratorio de al parecer marihuana.

Durante el registro, en la zona final del local franqueada por un tabique de madera y con una puerta cerrada, mediante una cadena y candado, tenía un huerto artificial, dispuesto con todo tipo de herramientas, utensilios, tierra y aparataje de ingeniería hortofrutícola. Al parecer el sospechoso había elaborado mediante listones y tablones de madera, dos bancales a lo largo del huerto, con un pasillo central, desde el que poder acceder a cada bancal lateral, así como un cuarto, donde almacenaba tierra de reserva y nitrofosfatos precisos para el abono del cultivo de marihuana.

A lo largo de los bancales había varios kits de iluminación artificial, con energía suficiente para emular la actividad solar y permitir la floración y crecimiento de las plantas. Además de las fuentes de alimentación de los kits de iluminación, tenía dos grandes extractores que permitían la renovación continua del aire interior del huerto y su refrigeración. Estos extractores comunicaban directamente con el exterior del tejado, y para mantener controlados los valores higrométricos y térmicos, tenía disgregados por todo el almacén, sensores de humedad y temperatura.

En el momento del registro había un total de 250 plantas colgadas en cuerdas sostenidas de pared a pared a lo largo del huerto para su secado y los bancales preparados para el cultivo de nuevas plantas.

El detenido, sin antecedentes policiales, pasó a disposición judicial.

Subir