21 de octubre de 2020 21/10/20

Los jóvenes de la Escuela de Verano, locutores en Burjassot Radio

Los jóvenes de la Escuela de Verano, locutores en Burjassot Radio - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Los jóvenes de la Escuela de Verano, locutores en Burjassot Radio - (foto 2)
    Los jóvenes de la Escuela de Verano, locutores en Burjassot Radio - (foto 3)

    “Buenos días, estás escuchando Burjassot Radio en la 93.8 de la FM”. Unas voces roncas y tímidas, otras dulces y descaradas y otras en pleno proceso de cambio, han pronunciado esta frase al inicio de cada programa radiofónico. Programas que han tenido a los alumnos y alumnas más mayores de la Escuela de Verano 2013 de Burjassot como protagonistas. Y es que estos jóvenes han tenido la oportunidad de asistir al taller de Radio que durante la primera quincena del mes de julio se ha impartido en el Instituto Municipal de Cultura y Juventud de Burjassot, a través de la emisora municipal y con la ayuda de los monitores de la Escuela.

    Por unas horas, estos adolescentes se han convertido en Luis del Olmo, Julia Otero o Carlos Herrera. Pero esta vez, ni la política ni los deportes han sido los temas de conversación ante los micrófonos. La música ha eclipsado los 20 minutos que ha durado cada programa, cuatro en total. Y, ¿por qué la música? Dado que el lema de la Escuela de Verano de este año es “De viaje por la cultura: pasaporte a la diversión”, qué mejor forma de hablar de cultura pasándolo bien que a través de la música.

    Flamenco, rap y hip-hop, reggaeton y latino y pop han sido los estilos musicales que los alumnos han elegido para amenizar a los radioyentes de Burjassot Radio durante la mañana del pasado lunes 15 de julio.

    En las diez horas lectivas que ha durado el curso, los alumnos han aprendido cómo se trabaja en un estudio de radio, cómo se escribe un guión para un programa radiofónico o para una cuña, cómo se locuta y cómo se maneja el control técnico. Pero, sobre todo, han aprendido a trabajar en equipo.

    Unos desde la pecera y otros desde el locutorio, han disfrutado como auténticos periodistas en este taller. Un taller que comenzó con clases teóricas y continuó con mucha práctica para que, llegado el día de la emisión en directo, todo saliese ‘rodado’. Y así salió, ‘rodado’ y con mucho ritmo.

    Subir