20 de febrero de 2020 20/2/20

Burjassot abrirá la temporada de exposiciones con Barros del ayer, una muestra de cerámica de Julio Rivera

Burjassot abrirá la temporada de exposiciones con Barros del ayer, una muestra de cerámica de Julio Rivera - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Burjassot abrirá la temporada de exposiciones con Barros del ayer, una muestra de cerámica de Julio Rivera - (foto 2)
    Se considera absolutamente autodidacta. No tiene estudios ni títulos pero sí, tal como afirma, “mucha paciencia”. Malagueño de origen, pero burjassotense de acogida desde los años sesenta, Julio Rivera es un vecino de 75 años que se muestra ilusionado ante el proyecto que presentará, el 6 de septiembre, en la Sala A de la Casa de Cultura de Burjassot. Se trata de una muestra de cerámica que ha bautizado “Barros del ayer” y que estará expuesta hasta el 27 de septiembre.

    Se declara un auténtico apasionado del arte del modelado del barro. De hecho, Julio empezó a trabajar en cerámica a finales de los ochenta, en la primera escuela de cerámica que existió en Burjassot, en el antiguo cuartel de la Guardia Civil (hoy, sede de la Escuela Permanente de Adultos). Después, pasó por Godella para después volver a los primeros talleres de cerámica que se programaron en Burjassot.

    La exposición Barros del ayer estará integrada por un total aproximado de treinta piezas con dos temas, fachadas antiguas y aldabas o llamadores, también antiguos a los que Julio suele denominar, haciendo un guiño a la jerga de los teléfonos móviles, “llamadas perdidas”. Auténticas e hiperrealistas fachadas del ayer amasadas en barro y pintadas con detalle, algunas de ellas, todavía se recuerdan en las cales de Burjassot, aunque ya no existan, “ como la Casa de la Pura, una casa que se hallaba frente al Tívoli”, comenta el ceramista.

    Julio es un hombre notablemente despierto, curioso y activo. Escribe relatos, baila con su mujer en una residencia e invierte su tiempo libre en otras opciones de ocio. Incluso, sin dejar su pasión por la cerámica, él mismo se inventa y elabora sus propias herramientas”. Del 6 al 27 de septiembre, la Casa de Cultura mostrará parte de las cosas que es capaz de hacer, sirviéndose de su imaginación, de su creatividad, de su paciencia y de sus manos.

     

    Subir