21 de agosto de 2019 21/8/19

Ana Botella (PSOE): “Un partido que alarma a la sociedad demuestra muy poca confianza en las Fuerzas y Cuerpos”

Ana Botella (PSOE): “Un partido que alarma a la sociedad demuestra muy poca confianza en las Fuerzas y Cuerpos” - (foto 1)
MÁS FOTOS
Ana Botella (PSOE): “Un partido que alarma a la sociedad demuestra muy poca confianza en las Fuerzas y Cuerpos” - (foto 2)

Ana Botella Gómez (Valencia, 1953) es Secretaria de Estado de Seguridad, un puesto que ocupa desde que en junio de 2018 el PSOE llegó al Gobierno. Hasta entonces, Botella había sido durante dos años diputada en el Congreso por Valencia, candidatura a la que vuelve a optar el 28 de abril, esta vez como número dos del PSOE.

Antes de dar el salto a la política, la actual responsable de Seguridad dedicó la mayor parte de su vida profesional a ser funcionaria de la Generalitat Valenciana. Botella se define a sí misma como una ciudadana “comprometida” con la sociedad, y recuerda que fue la ex ministra de Cultura, Carmen Alborch, quien le dio la oportunidad de formar parte del PSOE cuando se presentó a la Alcaldía de Valencia en 2007. Desde entonces, Botella ha sido concejala del Ayuntamiento de Valencia y delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, hasta que finalmente en 2016, pasó a ocupar un escaño en el Congreso de los Diputados.

Con motivo de las próximas elecciones generales del 28 de abril, en elperiodic.com hemos hablado con la Secretaria de Estado de Seguridad y número dos del PSOE al Congreso por Valencia, sobre los últimos diez meses de Gobierno socialista, los principales retos en materia de seguridad, las propuestas del PSOE para continuar en la Moncloa, o posibles pactos tras las elecciones.

Pregunta. Como valenciana que ha formado parte del Congreso de los Diputados y opta a revalidar su puesto, ¿qué intereses de la Comunitat Valenciana ha defendido y defenderá en Madrid?

Respuesta. Nuestro compromiso, muy en la línea que el presidente Ximo Puig ha hecho, es defender un modelo justo de financiación de las comunidades autónomas, y en este caso, muy especialmente en la Comunitat Valenciana. El modelo actual ha perjudicado a una economía y una sociedad como la valenciana, que es muy dinámica pero que tiene muchas necesidades y unas características particulares porque tiene un tráfico turístico elevado y hay mucha demanda de los servicios que tenemos que prestar.

P. El modelo de financiación autonómica ha sido una de las cuestiones más debatidas tanto en Madrid como en la Comunitat. Muchos pensaban que con el Gobierno de Sánchez se llegaría a un acuerdo, pero no ha sido así. ¿Por qué? ¿Sienten que han defraudado las expectativas que estaban puestas en ustedes?

R. Yo creo que defrauda el que no defiende ese modelo y no pone todos los medios para lograrlo. Por nuestra parte, el compromiso del PSOE es lograr un acuerdo de financiación, pero ese acuerdo no lo logra un solo partido, tiene que ser un consenso. Pero con el actual reparto de la cámara, con 84 diputados socialistas, no es posible. Sí es posible mejorarlo, como hemos hecho, a través de presupuestos. Esto ya es una clara voluntad respecto a la anterior etapa, porque con el presidente Rajoy en el Gobierno la caída de inversiones en la Comunitat Valenciana ha sido manifiesta. Nosotros ahora aumentamos el porcentaje de inversiones en la Comunitat como una forma de paliar esa carencia.

P. ¿Qué modelo de financiación propone el PSOE?

R. Un modelo que atienda a todos los requerimientos, tanto de prestaciones de servicios como de reparto de impuestos. Tiene que ser equilibrado y justo territorialmente. Es decir, que preste atención tanto al reparto poblacional como a las necesidades de financiación y a las características de cada comunidad. Es un modelo complejo, que tiene mirar hacia el siglo XXI.

P. Respecto al resto de la propuesta electoral, ¿cuáles van a ser las prioridades del PSOE en la próxima legislatura?

R. Tenemos una prioridad fundamental, que va en la esencia de la socialdemocracia, que es la justicia social y la convivencia, porque no puede haber crecimiento económico sin equilibrio social. España es un país en el que la desigualdad ha crecido galopantemente en los años de legislatura del PP. Nosotros, como todo ideario socialdemócrata, defendemos el crecimiento económico y la distribución. Creemos que hay que impulsar la economía para que haya ese crecimiento, y que tiene que haber alguna modulación por parte de los poderes públicos para garantizar la igualdad de oportunidades y un reparto más equitativo. Y eso se tiene que lograr poniendo unos instrumentos que los demás partidos no han impulsado, pero que nosotros estamos ya llevando a cabo en estos escasos diez meses de Gobierno.

También abogamos por un modelo de convivencia, tanto en lo territorial como en lo político, logrando acuerdos de Estado. El PSOE es un partido de Gobierno, por eso su eje es el diálogo y el acuerdo con todos los partidos constitucionalistas.

P. Respecto a la convivencia territorial, el PSOE ha defendido el diálogo en el conflicto catalán. ¿Cómo cree que se podría paliar la situación que se vive actualmente en Cataluña?

R. Partimos del respeto a lo que los ciudadanos catalanes están votando en su comunidad autónoma. Con eso es con lo que el Gobierno central tiene que jugar. Para nosotros sería más fácil que hubiera una alternativa de Gobierno no independentista en Cataluña con el cual pudiéramos establecer un diálogo. La base es dialogar, porque todos los resultados electorales están basados en las elecciones, es lo que los ciudadanos han votado, por lo que no es solo lo que nosotros queramos decidir.

P. En este sentido, su partido ha sido criticado por aceptar los votos de, PDeCAT, ERC o Bildu para llegar al Gobierno. Echando la vista atrás, ¿volvería a pactar con estas formaciones?

R. Todos los partidos que han gobernado en España -el Partido Popular, concretamente-, han gobernado con acuerdos con las comunidades autónomas y con todos los partidos constitucionalistas. Además, han estado gobernando en el País Vasco, aceptando votos de quienes están en la Cámara en cada momento. Cada partido y cada voto que hay en la Cámara, son partidos que cumplen con la legislación. A partir de ahí, el mecanismo democrático que nosotros impulsamos fue una moción de censura frente a un gobierno y a un presidente que no tenía la honestidad ni la credibilidad para seguir ostentando la presidencia. Nosotros, sin pactar con nadie, planteamos una moción de censura con una alternativa de gobierno, y la Cámara votó. Y ese es el mecanismo constitucional.

P. Al hilo de la pregunta anterior, ¿cree que haber pactado con esos partidos les pasará factura el 28 de abril?

R. Yo creo que los ciudadanos entienden cuál fue nuestra motivación y qué es lo que hemos hecho. Tenemos a la extrema derecha galopando muy cerca, que puede distorsionar o hacer lo que quiera, pero verdad no hay más que una: había un gobierno presidido por Mariano Rajoy y una sentencia de la Audiencia Nacional dictaminó que se habían beneficiado de un dinero público. A partir de ahí, nosotros legítimamente consideramos que era ético plantear una moción de censura y ofrecer una alternativa de gobierno. Incluso hasta el último minuto, el presidente Pedro Sánchez le dijo que si renunciaba no teníamos por qué seguir hacia delante, pero el señor Rajoy no quiso dimitir.

Yo creo que los ciudadanos valoraron muy positivamente esa defensa de lo ético y de los valores en España. Y todos los votos que hay en la Cámara cumplen los preceptos legales.

P. Algunos votantes creen que el PSOE pactará con Podemos, mientras otros piensan que lo harán con Ciudadanos. ¿Están dispuestos a pactar con alguno de estos dos partidos para gobernar?

R. Nosotros somos partidarios de ganar la inmensa mayoría y la confianza de los ciudadanos, somos un partido de gobierno. Creemos que podemos ganar esa confianza de los ciudadanos en estas elecciones porque venimos de diez meses ya en el Gobierno, manifestando cómo se pueden hacer las cosas de otra manera, y salimos con toda la ilusión y toda la fuerza de poder conseguir esa mayoría. Inequívocamente somos lo que somos: un partido progresista, sensible a las necesidades de las personas, defensores de la justicia social, de una distribución equitativa y de dar oportunidades a los jóvenes. Nuestro ideario está muy claro, a partir de ahí, cuando los ciudadanos decidan, ojalá consigamos esa mayoría para poder gobernar, que creemos que es muy beneficioso y que daría una estabilidad al país.

P. Como secretaria de Estado de Seguridad, ¿cuál ha sido el principal reto al que ha tenido que hacer frente en estos diez meses?

R. Recuperar la capacidad de inversión para la seguridad del Estado. Lo que más me sorprendió cuando llegamos al Gobierno fue la situación tan pobre de inversión que el Gobierno de Rajoy había estado destinando a la seguridad. Ha habido una pérdida de 12.000 efectivos de Policía y Guardia Civil en siete años, pérdida de inversiones en comisarías y cuarteles, y pérdida operativa y de inteligencia para las estrategias de seguridad -lucha contra el terrorismo, contra el narcotráfico y contra el crimen organizado-. Teníamos que dotar de medios a los profesionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Yo tengo una máxima, y es que la seguridad no se detiene porque los tiempos cambian mucho y las amenazas son constantes, con lo cual nosotros desde el minuto uno nos pusimos a trabajar porque las necesidades de los profesionales que están a pie de calle son urgentes. Ya hemos conseguido poner en marcha una oferta pública de empleo, un plan de infraestructuras de Seguridad del Estado, unas estrategias que estaban por actualizar, y determinados planes específicos, como Ceuta y Melilla.

P. En las últimas semanas Vox ha planteado que cualquier ciudadano con armas pueda defenderse dentro de su casa. Como responsable de seguridad, ¿qué valoración hace de esta propuesta?

R. Me parece una insensatez y una barbaridad que se vaya alarmando a los ciudadanos en base a una ideología, que además ni siquiera responde a las características o a la tradición española. Eso suena más a mensaje de Trump que viene de Estados Unidos, con unas características muy diferentes a las nuestras. Nosotros somos un país en el que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la Policía Local–que son los que tienen capacidad para llevar armas- velan todos los días en todo el territorio por la seguridad de los españoles. Es decir, tenemos unos profesionales dedicados y unas tasas de criminalidad que son las más bajas de la Unión Europea, con lo cual esa propuesta es extravagante. España es un país seguro, por lo que un partido político que alarma a la sociedad demuestra muy poca sensibilidad y confianza en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que son los profesionales que velan por nuestra seguridad todos los días.

P. Algunos partidos políticos han apoyado e incluso se han manifestado a favor de la equiparación salarial entre Policía Nacional y Guardia Civil y Mossos d’Esquadra y Ertzaintza. ¿Desde el PSOE son defensores de la equiparación salarial?

R. Somos tan defensores que estamos implantando y llevando a término la equiparación salarial. La equiparación salarial viene de un acuerdo que realizó el anterior Gobierno, que se publicó en el BOE en marzo de 2018. Desde entonces hasta junio no se había movido ni un solo papel, no había expediente administrativo. Esta fue otra de las tareas que nos llevó casi todo el mes de agosto en distintos departamentos del Ministerio de Interior, y en octubre se pagó la primera parte. La equiparación salarial supone un aumento de 807 millones de euros en tres años. Ya se pagó la del año pasado y estamos ahora tramitando la segunda, que tendrán en las nóminas del mes de abril policías y guardias civiles. De hecho, hubo un decreto en el mes de diciembre, para que independientemente de que hubiera o no presupuestos, estuviera reservada esta partida para poder proceder al pago.

Con lo cual, lo que se ha fabricado desde la derecha más radical es una especie de campaña de desinformación porque parece que les moleste que este Gobierno esté pagando. Lo que nos preocupa es cómo se quiere instrumentalizar desde PP y Ciudadanos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, cuya esencia es la neutralidad política.

P. También fue muy polémica la actuación policial del 1 de octubre. De hecho, el ex ministro de Interior Juan Ignacio Zoido, defendió esa actuación, y el actual responsable de Interior, Fernando Grande Marlaska, aseguró que se habían difundido vídeos de falsas agresiones policiales. ¿Cuál es su postura respecto a la actuación policial del 1-O?

R. Las actuaciones policiales siempre están sometidas a la dirección del Ministerio, hay unos responsables políticos que marcan unas directrices. Las Fuerzas y Cuerpos actúan garantizando derechos y libertades de los ciudadanos bajo las instrucciones de una dirección política. Con lo cual, llama la atención que el ex ministro Zoido se desentendiera de los dispositivos, como si hubieran brotado espontáneamente estas actuaciones.

Desde luego, yo siempre defiendo que las actuaciones policiales, salvo que haya una orden política de otra índole, tienen que estar bajo la directriz de la proporcionalidad de los hechos. Y los bandos policiales actuaron bajo las órdenes del Gobierno que en aquel momento dio las instrucciones.

P. En los últimos meses se han producido algunas agresiones a los policías y Guardias Civiles que vigilan la frontera de Ceuta. ¿Cree que están bien respaldadas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que trabajan en la frontera? ¿Qué medidas han adoptado o adoptarán para evitar estas agresiones?

R. Lo primero que hemos hecho, dentro del plan de recuperación de inversiones en seguridad, ha sido poner en marcha un plan de refuerzo del sistema fronterizo de Ceuta y Melilla, que es la frontera sur de la Unión Europea con Marruecos. Desde el año 2006 había un sistema de mantenimiento de inversiones en la valla y los puestos fronterizos, pero ya no era suficiente. Entonces hicimos un diagnóstico basado en un informe que ya había en la Secretaría de Estado y que estaba metido en un cajón, actualizamos la información contando con Fuerzas y Cuerpos, y hemos puesto en marcha un plan de refuerzo para que policías y guardias civiles cuenten con las mejores tecnologías en el sistema fronterizo. Además estamos muy atentos y trabajando con los agentes para el refuerzo de todas las unidades que hacen falta en la frontera. Esto, unido a un trabajo intenso de cooperación internacional con el Gobierno de Marruecos, permite evitar saltos de inmigrantes irregulares que se aproximan a la frontera y eliminar el riesgo que supone para los policías y guardias civiles.

P. “Haz que pase” es su lema de campaña y ha sido objeto de críticas e incluso algunos lo califican de fallo comunicativo. ¿Por qué eligieron este lema? ¿Lo considera acertado?

R. Todas las campañas tienen un eslogan y lo lógico es que la oposición pueda criticarlo en redes sociales. Nosotros también podríamos divertirnos mucho a costa de los eslóganes de otros partidos. Nos sentimos muy orgullosos del lema, e incluso admitimos con sentido del humor que son muy divertidos todos los comentarios que se hacen de los lemas de las campañas porque tienen la motivación de captar a los votantes.

“Haz que pase” tiene el mensaje de la España que queremos, es una España que crezca, solidaria, que respete los derechos y las libertades de todas las personas. “Haz que pase” es toda la fuerza que tiene la ciudadanía para hacerlo posible, va dirigido al elector: tú puedes hacerlo posible.

P. Respecto al Gobierno valenciano, ¿reeditaría el Pacte del Botànic teniendo en cuenta que ha habido bastantes discrepancias entre los tres socios y que Podemos asegura que ha habido limitaciones?

R. Como socialista comparto lo que ha dicho el presidente Ximo Puig. Salimos a ganar y a tener una mayoría. Es cierto que la convivencia ha funcionado y que ha sido muy positivo porque si no hubiéramos acordado ese pacto de Gobierno no habríamos conseguido la mayoría suficiente parlamentaria para gobernar. Ha funcionado, pero lógicamente tenemos unas señas de identidad y yo creo que los electores las saben diferenciar perfectamente de nuestros socios de Gobierno. Ahora mismo estamos centrados en convencer y en ofrecer a la ciudadanía valenciana nuestra experiencia de Gobierno para conseguir una mayoría suficiente y poder desarrollar nuestro programa.

P. Los datos muestran que el adelanto electoral ha beneficiado sobre todo al PSOE. De hecho la última encuesta de CIS los sitúa otra vez en el Gobierno. ¿Cree que si no se hubieran adelantado las elecciones saldrían más perjudicados?

R. Desde el PSOE presentamos unos presupuestos para 2019 con la voluntad de poder agotar la legislatura. Siempre pensamos que lo más positivo para el país es dar estabilidad porque un país que está continuamente en elecciones distrae mucho la capacidad de crecimiento. Por eso nosotros pretendíamos tener la confianza de la Cámara Parlamentaria para aprobar los presupuestos. Al ser rechazados –buena prueba de que nunca ha habido ningún tipo de acuerdo ni pacto con los independentistas- porque PP y Ciudadanos no fueron capaces de anteponer los intereses de los españoles a los suyos propios, provocaron que no se pudieran aprobar los presupuestos. Entonces consideramos que lo más honesto para los españoles era convocar elecciones y pedir la confianza en base a ese ideario de justicia social, convivencia e igualdad de oportunidades.

P. Las encuestas también muestran una clara irrupción de Vox en el Congreso. ¿Qué valoración hace del auge de esta fuerza política?

R. Yo espero que las encuestas en esa parte no acierten, porque no creo que en España, ni en Europa ni a nivel global, el auge de los radicalismos de ningún signo (y específicamente este de extrema derecha que representa Vox) sea positivo para la sociedad en ningún ámbito. Yo confío en que España dé un ejemplo y confío muchísimo en la sociedad española. Creo que nosotros tenemos algo que no han tenido otros países, y es la nefasta experiencia del franquismo prácticamente hasta hace nade. Por eso creo que ese recuerdo que todavía está muy vivo, de una derecha que impone, nos hará reaccionar. Los españoles no vamos a ir hacia atrás, al blanco y negro del NODO de la España franquista, sino a una sociedad moderna, avanzada, progresista y mediterránea, como es la sociedad española.

P. Personas de todos los pueblos de la Comunitat leen elperiodic.com ¿Cómo convencería a los lectores de una pequeña localidad valenciana de que deben votar a Ciudadanos?

R. El PSOE es un partido con experiencia y yo creo que en la vida, cuando pensamos en algo muy importante, valoramos la seguridad y la experiencia. No damos nuestra confianza a lo primero que pasa, por eso creo que las personas de la Comunitat Valenciana, sobre todo los que están más alejados, tienen la necesidad de confiar. Además nuestra seña de identidad es lograr la calidad de vida de las personas y la igualdad, vivan en el interior o en la costa y sean cuales sean sus circunstancias. El PSOE, un partido que tiene 140 años de historia, que es el que más tiempo ha gobernado (con aciertos y con errores) es el partido que mejor puede responder a las necesidades que tiene la población.

ocultar
Ana Botella (PSOE): “Un partido que alarma a la sociedad demuestra muy poca confianza en las Fuerzas y Cuerpos”
Subir