8 de marzo de 2021 8/3/21

Bonig: ‘El PPCV eliminará el requisito lingüístico para el ingreso a la función pública y para el acceso a la docencia media y universitaria’

Bonig: ‘El PPCV eliminará el requisito lingüístico para el ingreso a la función pública y para el acceso a la docencia media y universitaria’ - (foto 1)

    La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha afirmado hoy que cuando el PPCV vuelva a la Generalitat "acabará con el requisito lingüístico para el ingreso a la función pública y también para el acceso a la docencia media y universitaria".

    Bonig se ha pronunciado así en Alicante, en un acto de partido que ha clausurado el presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy, y en el que han intervenido el presidente del PP de la provincia de Alicante, José Císcar y el alcalde de la ciudad, Luis Barcala.

    La presidenta del PPCV ha señalado que el requisito lingüístico "será obligatorio únicamente en los puestos cuyo desempeño exija un conocimiento del valenciano. En los demás casos el valenciano será un mérito, nunca una imposición, porque en la Comunitat Valenciana queremos a los mejores médicos, pediatras, cirujanos, investigadores y empresarios".

    Bonig ha señalado que el PPCV, "como ha hecho el PP en Alicante, nunca se rendirá, a pesar de los esfuerzos titánicos de Oltra, con la complicidad de Puig, por conseguir que los valencianos claudiquen a sus imposiciones y chantajes". Al respecto, la dirigente popular ha indicado que "da igual de qué hablemos: comercio, religión, lengua, sanidad, cultura o deporte. El Consell del Botànic ha intentado imponer en lo que sea y como sea con tal de dividir a los valencianos, pero si hay un ámbito donde se han esforzado de manera especial ha sido la educación".

    Así, Isabel Bonig ha recordado el decreto de chantaje lingüístico y ha afirmado que "ni la sociedad civil, ni los tribunales, ni el PPCV vamos a consentir estas imposiciones por parte del Consell". "La sentencia del TSJCV de la semana pasada al decreto de plurilingüismo es un torpedo en la línea de flotación de toda la política lingüística de Puig y Oltra estos últimos tres años. El TSJCV sentencia por tercera vez algo evidente, constitucional, protegido y amparado: el derecho de los padres a elegir la lengua en la que quieren educar a sus hijos, y eso es algo que no puede soportar el Titànic, porque la izquierda detesta la libertad".

    Libertad de los padres: derecho constitucional

    "Esta sentencia reconoce que la libertad de las familias está por encima de la discrecionalidad de las Administraciones Públicas. No puede haber libertad de los ciudadanos si no hay responsabilidad en el poder y esta no existe si nosotros no la pedimos. Por eso exigimos la dimisión del mayor causante del atropello de la libertad, que no es Marzà ni Compomís, es Puig y el PSPV, que autoriza e impone la política de imposición lingüística del Gobierno de la Generalitat", ha indicado Bonig. La presidenta del PPCV ha recordado al jefe del Consell que "fuera de la ley solo hay arbitrariedad y negación de la libertad. Puig debe cumplir ya la ley y las sentencias".

    Bonig ha afirmado que la Comunitat Valenciana "no transitará la senda de catalanización que empezó en Cataluña hace años, por mucho que le pese a Puig y Oltra. Porque en esta tierra el valenciano y el castellano nunca han sido motivo de confrontación, sino un orgullo. La cooficialidad de las dos lenguas nunca nos ha acomplejado, siempre ha sido motivo de orgullo. Los complejos están en aquellos que prefieren ser catalanes de segunda que valencianos de primera, ahí están los complejos".

    La presidenta del PPCV ha recordado que su partido "fue el único que impugnó el Decreto de chantaje lingüístico y en estos momentos somos el único partido que está solicitando una comisión bilateral para concluir si la Ley de Plurilingüismo vulnera derechos fundamentales".

    Por otro lado, Bonig ha felicitado a Luis Barcala por haber recuperado para el PP la alcaldía de Alicante, y ha señalado que el esfuerzo "ha tenido recompensa, porque Alicante ha recuperado la ilusión y la esperanza". "Alicante representa lo mejor del espíritu de los valencianos, alicantinos y castellonenses: somos un pueblo que nunca se ha rendido. Alicante no se rindió durante estos tres años, Barcala y su equipo tampoco y tampoco el PPCV, por eso hemos recuperado la alcaldía y recuperaremos la Generalitat en 2019", ha afirmado Bonig.

    La dirigente popular ha señalado que recuperar la alcaldía de Alicante "no es un hito más; es la antesala de la recuperación. Tres años han bastado de los gobiernos del cambio para demostrar que ni saben ni quieren ni pueden, que no tenían proyecto político, que solo había falta de gestión, no tenían futuro, no vendieron esperanza, solo se mueven por la venganza".

    Por último, Bonig ha indicado que la reconquista "empieza en el sur". "Alicante ha sido el primer paso, el ejemplo de que todo esfuerzo y sacrificio vale la pena y queda un año para que la fuerza del sur reconquiste en la Comunitat Valenciana".

    Subir