26 de febrero de 2020 26/2/20

Blasco recuerda que la limitación del gasto público es un compromiso del PPCV para esta legislatura

  • El portavoz popular lamenta que al Gobierno socialista “lo haya tenido que convencer Europa de algo que el Partido Popular lleva tiempo proponiéndole”

  • Blasco insiste que la postura del Partido Popular es “firme: reformar el conjunto de la administración para conseguir una mayor racionalización y menor burocracia”

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Rafael Blasco, ha recordado que la limitación del gasto público que ayer pactaron PP y PSOE en el Congreso de los diputados “es un compromiso del PPCV para esta legislatura y que votaron mayoritariamente los valencianos”.

El también coordinador del programa electoral del PPCV para las pasadas elecciones autonómicas del 22-M ha explicado que en dicho texto “quisimos incluir la aprobación de una Ley que prohibiera el gasto excesivo de todas las administraciones, ya que el marco de nuestro programa era la austeridad, siguiendo la tesis que siempre ha defendido nuestro partido, el PP y no el PSOE”.

En este sentido, Blasco ha lamentado que al Gobierno socialista “lo haya tenido que convencer Europa de algo que el Partido Popular lleva tiempo proponiéndole y que acepte cuando la situación es de verdadera urgencia”.

El Síndic popular ha afirmado que la postura del Partido Popular es “firme: reformar el conjunto de la administración para conseguir una mayor racionalización y menor burocracia, apretarse el cinturón y centrarnos en las personas y las familias que están sufriendo la crisis económica promoviendo la creación de empleo como tarea prioritaria”.

Por tanto, en opinión de Blasco la postura de los socialistas es “oportunista” con lo que Rubalcaba pretende “esconder los errores del Gobierno de cara a unas elecciones Generales de las que él es el candidato” por lo que ha criticado que Rubalcaba se burlara en 2010 de esta propuesta que entonces la aportó Rajoy y ahora la apoya.

El Síndic popular ha dicho que es una vergüenza que Zapatero se despidiera ayer admitiendo que la crisis va para largo “como si no fuera con él, después de no reconocerla, esquivarla, llamarla con otro nombre, culpar a otros de no saber gestionarla…”. Blasco ha concluido que esta despedida “es el mejor augurio que puede tener el Partido Popular el próximo 20-N”.

 

Subir