1 de diciembre de 2020 1/12/20

Blasco: “El PSOE muestra su doble moral con el aeropuerto de Castellón tras alentar bases en ruina y quebrar Spanair”

  • El Síndic insta a los socialistas a “tener memoria” y les recuerda el caso de los aeropuertos fallidos de Reus, Lérida, Huesca, León o Ciudad Real

  • Asegura que hay que buscar un proyecto viable para Castellón “pero ya hay una infraestructura mientras que el tripartito catalán abocó al cierre a Spanair, en la que había invertido 150 millones”

  • Critica que los socialistas entorpezcan las ofertas de compra y la posibilidad de crear un proyecto sólido que repercuta en Castellón y la Comunitat

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Rafael Blasco, ha denunciado hoy la “doble moral” de los socialistas cuando critican el aeropuerto de Castellón “después de años de alentar, permitir y construir por toda España bases fantasma y tras haber llevado a la quiebra a la aerolínea Spanair”.

Blasco ha lamentado que los socialistas “pongan como ejemplo de algo mal hecho el aeropuerto de Castellón, ocultando todo lo que ellos han hecho mal a lo ancho de toda España”. En ese sentido, les ha instado a “tener memoria” y ha citado como ejemplos los casos de los aeropuertos de Reus, Lérida, Huesca, León o Ciudad Real.

Así, el portavoz popular ha indicado que en el caso de los aeropuertos catalanes “el tripartito, encabezado por los socialistas, vio cómo sus proyectos se venían abajo como un castillo de naipes sin que nadie asumiera las consecuencias”. Blasco ha recordado que el aeropuerto de Reus se vio obligado a cerrar en noviembre de 2011 tras la marcha de la única aerolínea que allí operaba y sólo abre unos pocos meses al año. Tampoco el aeropuerto de Lérida cumplió con las expectativas creadas, ya que en 2011 sólo contó con 30.000 pasajeros pese a los cuatro millones de euros anuales que se gastaron, a los que hay que sumar casi millón y medio más para promoción.

El Síndic popular ha admitido que el aeropuerto de Castellón “tardará más en dar sus frutos de lo que todos deseábamos”, pero ha criticado que con sus constantes alusiones y ataques “los socialistas estén entorpeciendo las ofertas de compra y la posibilidad de crear un proyecto consolidado que repercuta en la provincia y en toda la Comunitat”. En ese sentido,

Blasco ha señalado que la base de Castellón “es una infraestructura ya acabada, que perdurará y a la que hay que buscarle viabilidad a través de un gestor, pero que ha costado menos de lo que ha invertido el tripartito en la aerolínea Spanair y que para desgracia de sus trabajadores ha acabado bajando la persiana de un día para otro”.

Blasco ha recordado otros ejemplos de aeropuertos impulsados y aprobados por socialistas, como el de Huesca, que el pasado año decidió permanecer abierto únicamente durante las semanas de esquí por el bajo rendimiento obtenido, “o el de León, tierra de Zapatero, donde se invirtieron 80 millones de euros y las previsiones de alcanzar el millón de viajeros al año se quedaron en únicamente 100.000 en 2009”.

“Mención aparte –ha manifestado Blasco- es del aeropuerto de Ciudad Real, auspiciado también con un gobierno autonómico socialista y que costó más de 1.000 millones y ha sido el primer aeropuerto declarado en quiebra”.

Subir