27 de septiembre de 2020 27/9/20

Bienestar Social pondrá en marcha un bono residencial para personas con enfermedad mental

  • El programa BONEM beneficiará a más de 700 personas

  • La Generalitat destinará a este nuevo recurso para dependientes 16 millones de euros anuales

  • El importe de las ayudas del BONEM alcanzará los 2.500 euros mensuales

El Vicepresidente Social, Juan Cotino, ha anunciado hoy un nuevo sistema de ayudas destinado a las personas con enfermedad mental crónica, para financiarse estancias en centros de atención residencial especializada, y que duplicará las ayudas que reciben actualmente.

Cotino ha destacado que el objetivo de esta nueva iniciativa de la Conselleria de Bienestar Social a la que se va a destinar 16 millones de euros anuales, “es continuar mejorando la calidad de vida de las personas con discapacidades por enfermedad mental y la de sus familias”.

El Bono para personas con Enfermedad Mental (BONEM) –ha explicado el Vicepresidente- permitirá el acceso a un centro residencial de atención específica, a aquellas personas que carecen de recursos económicos propios para financiar la totalidad del coste de una plaza”.

Con estas ayudas, que podrán alcanzar los 2.500 euros mensuales, más de 700 personas podrán optar a una plaza en un centro específico para personas con enfermedad mental crónica (CEEM) o en una residencia de tipología mixta que preste atención a estas personas. Los centros deberán estar previamente autorizados y adscritos al sistema del programa BONEM, con el fin de garantizar el régimen de la estancia y la calidad adecuada en la prestación de los servicios.

El BONEM duplica las ayudas actuales
El importe del BONEM será de hasta 85 euros por plaza y día. Esto supone, que el beneficiario de este nuevo recurso verá duplicado el importe de las prestaciones que hasta el momento recibía de la línea de ayudas de la Generalitat para financiarse el coste de una plaza residencial.

Para poder acogerse a este tipo de ayudas, las personas deberán acreditar el diagnóstico de enfermedad mental crónica, tener reconocida la situación de dependencia en cualquiera de sus grados y niveles, y disponer de un informe médico psiquiátrico de la Unidad de Salud Mental correspondiente. Asimismo, deberán residir en cualquier municipio de la Comunitat, no disponer de medios suficientes para hacer frente al coste de la plaza, y tener graves dificultades para ser atendido en régimen familiar o domiciliario.

Respecto a los centros, podrán adherirse al programa BONEM los Centros Específicos para personas con Enfermedad Mental Crónica (CEEM) y residencias de tipología mixta.

Actualmente, la Comunitat Valenciana dispone de 74 centros con 2.223 plazas para personas con enfermedad mental crónica. Por provincias, 659 corresponden a la provincia de Alicante, 223 a la de Castellón y 1.341 a la provincia de Valencia. Del total de centros, 15 son CRIS (Centros de Rehabilitación e Inserción Social), 11 Centros de Día, 16 CEEM, 5 Residencias Mixtas y 27 Viviendas Tuteladas.

Plan de Salud Mental
El Vicepresidente Social ha recordado también la puesta en marcha del Plan Integral para la atención a las personas con Enfermedad Mental, “una apuesta firme del Gobierno Valenciano que destinará a su ejecución 479’8 millones de euros y que va a permitir, desde este año y hasta 2015, triplicar el número de plazas residenciales y diurnas para las personas con enfermedad mental poniendo en marcha centros de atención en todas las comarcas de la Comunitat Valenciana”.

Con el nuevo Plan –ha añadido Cotino- las personas con enfermedad mental contarán con recursos abiertos, de modo que podrán ser atendidos en cualquier centro de la red, en función de su situación personal, sin que ningún recurso se considere definitivo para ellos. La Generalitat pretende atender a las personas con criterios de proximidad, mediante estrategias de accesibilidad y equidad para la población, de forma que llegarán a todas las personas que lo necesiten, sea cual sea la localidad en la que residan”.

A través de este Plan, se coordinarán los recursos que hasta ahora ofrecen a este colectivo la Conselleria de Bienestar Social y la de Sanidad, con el fin de atender, de manera integral, a las personas con discapacidad por enfermedad mental y posibilitar que mejoren su calidad de vida, promover su autonomía personal y favorecer su inclusión social.

Subir