5 de diciembre de 2020 5/12/20

Bienestar Social logra insertar en el mercado laboral a 18 jóvenes en riesgo social en el primer trimestre del año

    La consellera de Bienestar Social, Angélica Such, ha afirmado que en el primer trimestre de 2010 un total de 18 jóvenes han sido insertados en el mercado laboral, mediante la intervención del Servicio de Orientación e Inserción Laboral de Menores y Jóvenes de la Comunitat Valenciana (SOI), puesto en marcha por la Conselleria de Bienestar Social, a través de la Dirección General de Familia.

    Este servicio, gestionado por la Fundación Diagrama, se presta en las tres provincias y ha atendido durante el primer trimestre de 2010 a un total de 147 jóvenes, de entre 16 y 25 años, que se encuentran o se han encontrado bajo guarda y/o tutela de la Generalitat, o que sin proceder de instituciones de protección están siendo atendidos por encontrarse en una situación de riesgo de exclusión social.

    En este sentido, la consellera ha señalado que de los 147 jóvenes atendidos, 80 han sido derivados desde los Servicios Sociales, SEAFIS o entidades que trabajan con jóvenes en riesgo de exclusión y el resto provenían de centros de protección.

    Incorporaciones laborales
    Por otra parte, Such ha explicado que las inserciones laborales logradas a través del SOI se han desarrollado mayoritariamente en el sector servicios (12), seguido del sector industrial (3), agrario (2) y construcción (1).

    Asimismo, la consellera ha destacado que de los 18 jóvenes insertados en el mercado laboral, 10 son de Castellón, 4 de Alicante y 4 de Valencia. Además, el 66% de estas incorporaciones laborales las han desarrollado l mujeres frente al 34% de hombres.

    La finalidad de esta iniciativa es mejorar la capacidad de integración social y profesional de los jóvenes de la Comunitat Valenciana, mayores de 16 años, que se encuentran o han estado insertos en el sistema de protección de menores con medida de guarda y/o tutela, y jóvenes en cumplimiento de medidas judiciales o en situación de riesgo social, facilitándoles así sus posibilidades de acceso e incorporación al mercado de trabajo.

    Según ha explicado Such, un alto porcentaje de la población de protección es mayor de 16 años y necesitada de programas alternativos dirigidos a la obtención de su autonomía personal y laboral, porque a su juicio, “si difícil es para cualquier joven a esa edad tener autonomía, mayor es la dificultad cuando se carece de apoyos externos, de una estructura familiar adecuada, de recursos personales y de cualificación profesional, como es la realidad de muchos jóvenes que dependen de este sistema de protección de menores”.

    El Servicio de Orientación e Inserción dependiente de Bienestar Social dispone de instrumentos que permiten facilitar el acceso al trabajo a los jóvenes en situación de desprotección social, concretamente, se realiza una atención especializada para acompañar, de manera permanente, en el proceso de inserción del joven en el mercado laboral, tales como formación, motivación, orientación, búsqueda, acompañamiento o seguimiento.

    Entre otras acciones, la iniciativa procura atención personalizada a cada joven, teniendo en cuenta su situación y necesidades particulares, a través de la creación de itinerarios individualizados de inserción. Asimismo, fomenta la participación de las familias de los jóvenes en todo el proceso.

    Los jóvenes atendidos en el SOI han podido acceder a una amplia variedad de cursos y talleres con una temática muy diversa, entre los que cabe destacar algunos como los de informática, Internet para el empleo, entrenamiento en habilidades sociales, jardinería, carpintería, fontanería, electrónica, panadero, peluquería, cocina, cuidado de ancianos, secretariado, y monitor de tiempo libre, entre otros.

    Respecto a las experiencias laborales, para la consellera de Bienestar Social “son de gran importancia, ya que el empleo es la mejor herramienta para lograr la plena autonomía y la integración social de los jóvenes que por determinadas circunstancias se encuentran en situación de riesgo social”.

    En definitiva, el SOI es un servicio de atención especializada para acompañar el proceso de inserción del joven en el mercado laboral de manera permanente, formando las capacidades básicas necesarias, desarrollando estrategias, planificando y siguiendo la actuación del proceso de inserción de cada joven.

    Subir