11 de abril de 2021 11/4/21

Betxí recupera antiguas trincheras de la Guerra Civil

Betxí recupera antiguas trincheras de la Guerra Civil - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Betxí recupera antiguas trincheras de la Guerra Civil - (foto 2)

    Las heridas de la Guerra Civil son aún visibles en muchos de los pueblos de la Plana Baixa puesto que la Línea XYZ, que estaba formada por una red de trincheras y refugios excavados en profundidad, se extendía desde la franja del Mar Mediterráneo, a la altura de Nules, hasta Santa Cruz de Moya, en la provincia de Cuenca. Estas defensas, que parecen costurones de la orografía, se han reconstruido en algunos de los municipios de la comarca. Precisamente, Betxí estrenará el próximo 1 de noviembre la senda Penya Negra-Solaig, un bonito entorno natural que se ha recuperado después de los trabajos que se han llevado a cabo en los últimos meses. Han sido trabajadores del ayuntamiento y voluntarios quienes, en este proceso de adecuación de la senda, han descubierto las trincheras y las han logrado restaurar y ponerlas en valor para el disfrute de los vecinos y visitantes.

    El alcalde de la localidad, Alfred Remolar, ha destacado que "poco a poco vamos recuperando parte de nuestra historia olvidada y, de esta forma, ahora es el momento de poner en valor no sólo antiguas defensas de guerra sino también, a lo largo del recorrido, antiguos bancales de algarrobos y olivos prácticamente borrados de nuestra memoria ".
    Los trabajos han estado dirigidos por el arqueólogo del Servicio de Investigaciones Arqueológicas y Prehistóricas, SIAP.

    Cabe destacar que, probablemente, las trincheras de Bechí formaron parte de una serie de líneas de contención que se construyeron entre el sur de Castellón y el norte de Valencia, una vez las tropas franquistas lograron cortar en dos el territorio de la República.
    Ahora, después de estos trabajos de recuperación, constituyen un aliciente más para visitar el municipio, dinamizarlo económicamente, y rememorar nuestra historia reciente.

    La nueva senda local, que tiene una extensión de unos 7 kilómetros de distancia, se une a la que se puso en funcionamiento a comienzos de la pasada legislatura, el PR-CV 128, también gracias a la labor realizada por voluntarios y amantes de la montaña de Betxí.

     

    Subir