29 de enero de 2020 29/1/20

Acuerdo para mejorar el río Seco de Betxí

Acuerdo para mejorar el río Seco de Betxí - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Acuerdo para mejorar el río Seco de Betxí - (foto 2)

    La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Betxí y la Fundación Limne han trabajado de manera conjunta los últimos meses con el objetivo de diseñar un proyecto de custodia fluvial, que fomente la conservación y mejora del río Seco a través de actividades y propuestas de participación ciudadana y voluntariado ambiental.

    Los ríos y las zonas húmedas constituyen hábitats naturales de alto valor, conforman paisajes culturales y poseen un gran atractivo social. Los hábitats de ribera, especialmente su vegetación, tienen una gran importancia en la mejora de la calidad fisicoquímica y biológica del agua, proporcionan refugio y recursos a una gran variedad de especies y son un elemento esencial para la conservación de la biodiversidad.

    La custodia fluvial es un mecanismo de conservación, un engranaje que permite generar la corresponsabilidad de los usuarios y propietarios vinculados en ríos y zonas húmedas en colaboración con las administraciones competentes y entidades conservacionistas, en un ánimo de trabajar juntos por favorecer la conservación de la biodiversidad y la mejora del estado ecológico.

    La Fundación Limne lleva tiempo extendiendo esta metodología por todo el territorio. Sales Tomás, directora de Limne, explica que a estos proyectos los denominan "Adopciones de Río", no porque exista una voluntad de propiedad, sino por el hecho de que la gente se acaba vinculando a nivel personal en el cuidado y mantenimiento del tramo de río que pasa por su municipio. Con las Adopciones de Río se fomenta que grupos de voluntariado participan de forma indirecta en la gestión de los terrenos situados en los ríos o su entorno inmediato.

    Durante los próximos meses las entidades promotoras y los voluntarios y voluntarias que se sumen al proyecto, organizarán jornadas para conocer mejor nuestro entorno y ver qué actividades podemos hacer para mejorarlo. Así, el próximo 6 de septiembre se organizará una jornada divulgativa en que se enseñará cómo se estudian las poblaciones de uno de los grupos de mamíferos más amenazados de la Comunidad Valenciana: los murciélagos. Se trata, en efecto, de un grupo de animales poco conocido, entre los que se encuentran algunas especies en peligro de extinción, como Myotis capaccinii.

    Los quirópteros, a pesar de gozar de una injustificada mala fama, son una pieza clave en la gestión de los ecosistemas mediterráneos, siendo especialmente destacable su papel en el control de insectos y plagas: la capacidad depredadora de cada murciélago se ha llegado a situar entre los 600-1.000 insectos/hora, por lo que protegerlos puede resultar de especial interés en zonas de cultivo agrícola.

    Limne también organizará una jornada el próximo 3 de octubre para estudiar otro grupo de vertebrados amenazados: los anfibios. Se explicará a los asistentes qué especies tenemos, cómo identificarlas y cómo calcular la permeabilidad de los ecosistemas acuáticos del municipio a través de la observación de ciertos indicadores.

    Como complemento a las actividades formativas se ha programado para el 18 de octubre una jornada de mejora del río que consistirá en la retirada de residuos sólidos urbanos, una limpieza de río que se sumará a la campaña Manos al Río, que se lleva a cabo por toda la Comunidad Valenciana, sumando en su última edición cerca de 350 voluntarios y propiciando la retirada de 5 toneladas y media de residuos de nuestros ríos.

    Subir