3 de junio de 2020 3/6/20

Bétera incide en los controles de fumigación contra cucarachas

    El Ayuntamiento de Bétera, a través de la concejalía de Sanidad, cuenta con un nuevo servicio con el que se combate este tipo de insectos indeseados o posibles roedores. En este sentido, desde el mes de mayo de este año, se ha contratado una nueva empresa para atender las tareas de desinsectación, desinfección y desratización que procede a atajar este problema desde dos fases. Precisamente, se incide en estos meses de más calor en sus distintos focos de actuación.

    En primer lugar, el Ayuntamiento actúa desde la acción preventiva con un plan anual dado el ciclo de reproducción, desde las alcantarillas en invierno y en verano; período este último, en el que son más visibles en caso de su aparición y por tanto, hay que ir puntualmente a exterminarlas. Se tratan de acciones trimestrales o bimensuales en los alcantarillados, así como edificios municipales incluidos los colegios.

    En segundo lugar, se encuentra la acción correctiva. “Aquí entra la labor no sólo de los propios controles de funcionarios técnicos y de la empresa, sino también de la participación del ciudadano. Pues si son vistas por cualquier vecino, sólo tiene que comunicarlo al Ayuntamiento para que el equipo especialista de la empresa de servicio se desplace hasta la zona afectada para su exterminación”, advierte el concejal de Sanidad, Salvador Beltrán.

    Actuación en estos meses de verano de más calor

    Dado estos meses de verano bastante calurosos, un vehículo con uno o dos operarios especializados sale con una ruta marcada cada dos meses y calle a calle levanta la alcantarilla, fumiga, pone cebos y continúa en la población. “Antes de iniciar la ruta ha avisado a la concejalía de Sanidad de los días concretos y las calles afectadas, de modo que podemos hacer controles aleatorios si lo consideramos y nos permite actuar con más frecuencia y contundencia donde se requiera”, asegura el edil responsable del área.

    Como novedad desde mayo, ha sido elevar el control de las poblaciones de cucarachas. Para ello, se ha iniciado la confección periódica (cada tres o seis meses) de un plano de presencia de las posibles plagas.

    Beltrán apela a la colaboración de los vecinos, “que lejos de molestarnos con sus quejas, ayudan con sus avisos de presencia de estos animales. Se debería formular por escrito: bien personándose en el Ayuntamiento y rellenando una sencilla plantilla, o bien por internet, en el buzón de la página web municipal con el fin de que la comunicación quede registrada y se reenvíe a los distintos lugares competentes”.

    La concejalía de Sanidad comenta: “No bajaremos la guardia, pese a que todos los beterenses sabemos de la ingratitud de un problema que nunca podrá resolverse al 100% como todos quisiéramos”.

     

    Subir