12 de julio de 2020 12/7/20

Benissa vive una sensacional Gran Entrada en las fiestas de Moros y Cristianos

Benissa vive una sensacional Gran Entrada en las fiestas de Moros y Cristianos - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Benissa vive una sensacional Gran Entrada en las fiestas de Moros y Cristianos - (foto 2)
    Benissa vive una sensacional Gran Entrada en las fiestas de Moros y Cristianos - (foto 3)
    Benissa vive una sensacional Gran Entrada en las fiestas de Moros y Cristianos - (foto 4)
    Benissa vive una sensacional Gran Entrada en las fiestas de Moros y Cristianos - (foto 5)

    Miles de personas tomaron el pasado fin de semana las calles de Benissa en sus días grandes de Moros y Cristianos. Unas fiestas en las 11 filaes y las numerosas bandas de música han ofrecido un gran espectáculo en esta festividad en honor a Sant Pere. La del sábado fue una de las Entradas más multitudinarias que se recuerdan en los últimos años, con el centro urbano de la localidad poblado de turistas y visitantes, residentes, familiares y allegados de los participantes, más de 500 festeros y festeras según Ximo Nadal, Presidente de la Associació de Moros y Cristinas de Benissa. En total, un numeroso público que no quiso perderse los desfiles del acto más imponente, protagonizado por la Capitanía cristiana de Los Pirates y la Capitanía mora de Les Zairenyes.

    El gran día de la festividad, que en breve será considerada de Interés Turístico provincial, tuvo su momento de mayor esplendor con la Gran Entrada en la que, como manda la tradición, avanzaron por las calles del núcleo urbano las escuadras de cada una de las filaes,partiendo de la Calle Valencia hasta el Carrer Nou. Uno de los momentos más destacados fue la entrada en escena de la capitanía cristiana, con la Filà Pirates en plenitud: el espectacular boato del capitán Pere Cabrera, flanqueado por diversas carrozas y por su embajador, Jowi Vives. Al desfile cristiano se unieron diversas escuadras, guardias especiales, bailes muy animados y un emotivo ballet-ópera que recreó una historia real: de cómo Mossen Bernat Ivars murió a manos de las hordas del pirata Dragut tras desembarcar en la costa benissera, y de cómo el pueblo, tras el aviso y defensa del religioso, pudo repeler el ataque y el saqueo de los corsarios, finalmente expulsados.

    El bando moro de Les Zairenyes tomó las calles de Benissa, prestas y dispuestas a encandilar también a las personas asistentes: Nuevas carrozas, bailes, guardias y escuadras secundaron la entrada de la Capitana, Marta Santacreu, y su embajadora Belén Ivars, que sumaron un derroche en colorido, suntuosidad y música –la Banda de Benissa estuvo muy presente en todo momento-, incorporando incluso una escuadra especial con camellos. En definitiva, una Gran Entrada que sorprendió a propios y extraños, y a la que el gran ambiente posterior en las filaes acabó de redondear.

    Hoy tendrá lugar la jornada que pondrá punto y final a estas fiestas, con el asedio cristiano, la reconquista de la Villa y el desfile humorístico de todas las FIlaes. Son ya 43 años de fiestas de Moros y Cristianos en Benissa, que en esta edición continúan aumentando la participación del público en los distintos actos.

    Subir