30 de noviembre de 2020 30/11/20

La Policía Nacional detiene a dos hombres por amenazas graves y pertenencia a grupo criminal

  • Exigían 30.000 euros a la víctima en España para liberar a sus padres en Pakistán

  • Actuaban de forma coordinada con otros familiares que se encontraban en Pakistán

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benidorm a dos hombres de 19 y 22 años, de origen pakistaní, como presuntos autores de los delitos de amenazas graves condicionales y pertenencia a grupo criminal. Según se desprende de las investigaciones, amenazaron telefónicamente a un compatriota suyo exigiéndole la cantidad de 30.000 euros para no causar ningún daño a sus padres, a los que tendrían encerrados en Pakistán.

Las investigaciones se iniciaron el tres de enero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un ciudadano pakistaní que se encontraba en Valencia, había recibido una llamada en el que textualmente le exigían: “Tienes que pagarnos 30.000 euros antes de dieciocho horas y así a tus padres no les pasará nada porque los tenemos encerrados en Pakistán”.

Los policías averiguaron que dos días después, el padre de la víctima, que se encontraban en Pakistán, había recibido la visita de dos personas en su casa, padre y hermano de los ahora detenidos, y le habían amenazado diciéndole que cuando su hijo llegara de España lo iban a matar, efectuando acto seguido, al parecer, varios disparos al aire con un arma de fuego.

Tras arduas investigaciones los agentes identificaron a las personas que habían amenazado telefónicamente a la víctima, y tras localizarlos los arrestaron en Benidorm, como presuntos autores de un delito de amenazas graves condicionales y otro de pertenencia a grupo criminal, ya que actuaban de forma coordinada y organizada con sus cómplices en Pakistán, miembros todos de la misma unidad familiar.

Los investigadores comunicaron inmediatamente los hechos a Interpol y a las Autoridades pakistaníes, para procurar protección a la familia de la víctima en su país de origen.

Los detenidos, sin antecedentes policiales, pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm.

Subir