elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Parque de l’Aigüera estrena una nueva iluminación basada en la integración con el entorno y el ahorro energético

El Parque de l’Aigüera estrena una nueva iluminación basada en la integración con el entorno y el ahorro energético - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Parque de l’Aigüera estrena una nueva iluminación basada en la integración con el entorno y el ahorro energético - (foto 2)
    Después de un periodo de pruebas, con motivo de la celebración del ‘Low Cost Festival’, el Parque de l’Aigüera acaba de estrenar la primera fase de iluminación que le dota de un gran bulevar iluminado por primera vez en 25 años. Desde Escena Urbana se han invertido 60.000 euros en la colocación de hasta 40 farolas de bajo consumo a ambos lados del pasillo central de l’Aigüera que comunica el Ayuntamiento con la Plaza de Toros, con una separación de 25 metros entre luminaria. El concejal de Escena Urbana, Conrado Hernández, ha comentado que tras 25 años desde que se construyera este parque “es la primera vez que se le dota de un gran paseo central de luz, lo que abre el recinto al público aún más”.

    Hernández ha puntualizado que con la instalación de estas 40 farolas, compuestas por seis tubos fluorescentes de bajo consumo cada una de ellas, se logran tres objetivos: dinamizar el parque; incrementar su seguridad y, en tercer lugar, crear una nueva zona de paseo, ocio y esparcimiento en el centro urbano.

    Tanto el concejal del área como el técnico de la empresa Más Energía, José Cuenca, responsable del diseño de estas nuevas luminarias, han destacado de las mismas su integración en el entorno, con un diseño que imita a los árboles. También han explicado que las farolas son de bajo consumo, con una eficiencia que ronda el 90% (energía tipo A); con una resistencia notable (aceptan temperaturas de entre –25 y 55 grados); con un funcionamiento que se adapta al reloj astronómico (su encendido depende de la luz del sol y, a media noche, pasa a un consumo del 50%). Asimismo, las nuevas farolas tienen una vida estimada de 18.000 horas y su reposición resulta “muy fácil”. El coste de cada tubo fluorescente es de 3 euros.

    Cuenca ha concretado que estas farolas, de diseño exclusivo, ofrecen una seguridad “objetiva” y “subjetiva”, ya que producen mucha luz, no deslumbran a la vista y en caso de apagón, su encendido “es inmediato”.

    El concejal de Escena Urbana ha hablado de una segunda fase de iluminación de l’Aigüera, que contempla la colocación de más dispositivos de luz en todas aquellas zonas secundarias del parque que en estos momentos están –ha subrayado- “más oscuras”.

     

    Subir