22 de febrero de 2020 22/2/20

La oposición allana el camino para eliminar competencias al Gobierno

    Que el PSOE se hiciera con la alcaldía en Benidorm sin una mayoría absoluta ya inquietaba a más de uno en las pasadas elecciones municipales. Y así se ha ido cumpliendo: desde la oposición han ido poco a poco mermando las competencias y capacitaciones del Gobierno municipal. Con una oposición de 14 concejales, frente a 11 del propio partido socialista, los de Navarro cada vez ven más difícil poder realizar cualquier tipo de actuación.

    Ya el pasado 28 de julio en el Pleno, la oposición unió sus votos para poder frenar la contratación de personal que Agustín Navarro llevaba a cabo como alcalde de la localidad. Dicha contratación ha correspondido desde la toma de poder de los últimos alcaldes de la localidad (tanto del PP como del PSOE) a pagar favores electorales.

    La cosa no acaba ahí: por el momento el PP ha planteado un nuevo tema que se llevará a debate en la próxima sesión plenaria en agosto para que se termine con algunas contrataciones a “amigos” del alcalde. Por el momento el PSOE no se ha manifestado, a pesar de que desde un principio el mismo Navarro aclaró que la contratación era tarea exclusiva del alcalde y por lo tanto serían ilegales las propuestas de la oposición.

    Si la situación se prolonga no se sabe qué ocurrirá con los presupuestos municipales 2012 en el Pleno. Todo ello está provocando separación dentro del mismo partido socialista ya que algunos de los militantes y simpatizantes están viendo peligrar sus puestos de trabajo con los recortes que se está llevando a cabo.

    Aunque la moción de censura todavía suena lejana, nadie descartaría que en los meses venideros Gema Amor decidiera poner fin al mandato de los socialistas en el consistorio benidormense, decidiéndose finalmente a pactar con su antiguo partido, el PP.

     

    Subir