25 de febrero de 2020 25/2/20

La Federación Internacional de Escuelas Taurinas cerró el año en Benidorm con dos novilladas en clases prácticas

La Federación Internacional de Escuelas Taurinas cerró el año en Benidorm con dos novilladas en clases prácticas - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Federación Internacional de Escuelas Taurinas cerró el año en Benidorm con dos novilladas en clases prácticas - (foto 2)
    Este fin de semana se ha celebrado un encuentro internacional de Escuelas Taurinas en Benidorm, que ha consistido en dos novilladas en clases prácticas, y que ha resultado ser un gran éxito tanto desde el punto de vista artístico, como de asistencia de público.

    El excelente juego del ganado, de las ganaderías de Los Ronceles y Jiménez Pasquau, fue decisivo para el buen desarrollo de los festejos, así como el alto nivel demostrado por los alumnos de las Escuelas Taurinas participantes, algo que por otra parte se esperaba, ya que a este tipo de certamen acuden los alumnos más preparados. La Federación Internacional de Escuelas Taurinas cierra así un año de intensa actividad.

    Para el recuerdo queda el comportamiento de un novillo de Los Ronceles, que mereció la vuelta al ruedo después de que el público pidiera con insistencia el indulto al final de su lidia.

    El sábado 5 de noviembre se alzó como claro triunfador Abel Torres, de la Escuela Taurina de Cataluña, que cortó dos merecidas orejas, mientras que los alumnos Filiberto Martínez, Alberto Gila, Cristian Climent y Miguel Ángel Silva de las Escuelas de Albacete, Alicante, Valencia y Badajoz, cortaron una oreja cada uno. A Daniel Crespo, de Jerez de la Frontera, le tocó lidiar su novillo en el peor momento meteorológico de la tarde, lo que influyó negativamente en el ánimo del público y le privó de cortar orejas.

    El principal protagonista del domingo 6 de noviembre fue el alumno Álvaro Lorenzo, de la Escuela Taurina de Toledo, que sufrió una impresionante cogida que lo dejó inconsciente en el ruedo, y que hizo presagiar lo peor. Pasados unos minutos salió de la enfermería para recetarle una gran estocada al novillo y cortarle las dos orejas.

    Importantes las faenas que realizaron los alumnos Fernando Rey, Tiago Santos y Santiago Esplá, de las escuelas de Málaga, Vila Franca de Xira y Benidorm, respectivamente, que cortaron dos orejas cada uno. Santiago Esplá puso los mejores pares de banderillas del encuentro. Pablo Jiménez, de Salamanca, lidió un eral con mayor dificultad que le permitió cortar sólo una oreja, y César Valencia cuajó una importante faena –la más solvente de todo el encuentro- pero su poco acierto con la espada le supuso cortar una única oreja. Un voluntarioso Santiago Sánchez Mejías, de la Escuela Taurina de Nimes, saludó al público tras fallar con la espada.

    Subir