2 de marzo de 2021 2/3/21

El desastre turístico por el COVID-19 hunde al sector hotelero de Benidorm y la Costa Blanca

El desastre turístico por el COVID-19 hunde al sector hotelero de Benidorm y la Costa Blanca - (foto 1)
  • Los hoteles de la Comunitat Valenciana han dejado de facturar más de 700 millones de euros durante todo el año 2020

El sector turístico, sin duda alguna, ha sido el más castigado por las fatídicas consecuencias de la pandemia del Coronavirus.

Las restricciones, los nuevos brotes, la incidencia acumulada y la desfavorable evolución de esta crisis sanitaria ha hecho que la facturación y los beneficios del sector hotelero se hayan desplomado sin precedentes.

Tanto que los hoteles de la Comunitat Valenciana han dejado de facturar más de 700 millones de euros durante todo el año 2020

Por este motivo, la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunitat Valenciana (HOSBEC) ha analizado los resultados del mercado hotelero durante el año 2020 en el ámbito del territorio valenciano.

El sector tiene una conclusión clara: “Se da por finalizada una temporada estival marcada por el desastre, con la incertidumbre, los rebrotes, las restricciones a la movilidad, el cierre de alojamientos y la caída del turismo internacional como constantes desde el día 14 de marzo”.

HOSBEC ha exigido un plan de rescate urgente de 160 millones de euros debido al desplome del 70% de la actividad hotelera. La finalidad es rescatar a todos aquellos que se han visto condicionados negativamente de manera directa por la incidencia del Coronavirus.

Datos en Benidorm

Aunque ha luchado duramente por resistir y sobrevivir a este año tan incierto, el destino turístico de Benidorm ha sido uno de los más golpeados de la Comunitat Valenciana.
En general, la actividad hotelera ha caído un 81,5% con respecto a 2019, ya que mientras el pasado año se registraron más de 11 millones de pernoctaciones este solo se han alcanzado los 2 millones.
El número de viajeros internacionales cae un 85% y las pernoctaciones un 86,2%.
El número medio de empleados activos durante 2020 es de 2.391 (-56,8%).

Se trata de una pérdida importante que se añade al número medio de hoteles abiertos que descienden en un 49,8%, según datos del INE.
Respecto a los resultados obtenidos en el análisis de ocupación hotelera, un 33,4% de las habitaciones de hotel disponibles en Benidorm han sido ocupadas, frente al 84,2% alcanzado el pasado año.
Cambia la tendencia en la estancia de los viajeros acortándose en 1,8 días, casi dos días menos que en 2019 debido, sobre todo, al aumento de las escapadas de fin de semana.

Datos en la Costa Blanca

La Costa Blanca, en su conjunto, ha recibido un 68,9% menos de viajeros alojados en hoteles, lo que ha supuesto una reducción del 77% de las pernoctaciones hoteleras a lo largo de 2020.
Mientras durante 2019 los diferentes mercados internacionales registraban más de 9 millones de pernoctaciones, este 2020 tan solo alcanzan 1,4 millones.
El empleo se ha visto seriamente afectado y el número de trabajadores en hoteles es un 48,8% inferior al año anterior.
Según los datos del INE, estos 4.682 empleados activos han dado servicio en 289 hoteles de media que se han mantenido abiertos al público, un  21,4% menos.
La ocupación hotelera del conjunto de la Costa Blanca (incluyendo Benidorm) ha sido del 36,2% y las estancias se han acortado hasta los 2,7 días de estancia media.

Balance anual

En definitiva, los hoteles de la Comunitat Valenciana han cerrado este 2020 lleno de incertidumbre con un precio medio diario (ADR) de 69,24€ suponiendo una caída de 7,6€ respecto a lo registrado en 2019 (76,84€).

Con el fin de incentivar la demanda, destinos como Elche, Alicante, Valencia, Peñíscola, Castellón de la Plana o Benidorm han bajado sus precios medios hasta registrar diferencias de 35€ respecto al año anterior.

El sector confirma que “los resultados son muy negativos en términos de rentabilidad hotelera, pudiéndose observar cómo ninguna de las provincias que componen el territorio valenciano ni la Comunitat en su conjunto superan en ingresos por habitación disponible, la media nacional de este 2020 (31,45€)”.

Es destacable que todos los destinos del ranking de pernoctaciones muestran variaciones negativas respecto al año 2019. No obstante, a pesar del escenario adverso, tres destinos de la Comunitat Valenciana se encuentran entre estas primeras posiciones: Benidorm (5) , Valencia ciudad (9) y Alicante ciudad (20).

En cuanto a los puntos turísticos con un mayor porcentaje de ocupación hotelera, observamos un ranking con destinos poco habituales como Elche, que se posiciona en el puesto número 4 con un 36,7% de ocupación anual.
Castellón de la Plana (9), Benidorm (12) y Alicante (19) son los siguientes destinos de la Comunitat que forman parte de esta clasificación.

Los hoteles de la Comunitat Valenciana han dejado de facturar más de 700 millones de euros durante todo el año 2020. Esta pérdida de ingresos ha sido mucho más acusada en la provincia de Alicante con casi 436 millones de euros, seguido de Valencia con 188 millones, y la provincia de Castellón con unas pérdidas de 92 millones de euros.

Subir