elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Costas requiere al Ayuntamiento a corregir unos trabajos ordenados sin permiso por Gema Amor en Rincón de Loix que podrían afectar a la Playa de Levante

Costas requiere al Ayuntamiento a corregir unos trabajos ordenados sin permiso por Gema Amor en Rincón de Loix que podrían afectar a la Playa de Levante - (foto 1)
  • El concejal David Devesa lamenta “la nueva ocurrencia de la alcaldesa de facto” y pide la retirada inmediata de la capa de grava que ordenó verter en terrenos de dominio marítimo-terrestre

MÁS FOTOS
Costas requiere al Ayuntamiento a corregir unos trabajos ordenados sin permiso por Gema Amor en Rincón de Loix que podrían afectar a la Playa de Levante - (foto 2)
Costas requiere al Ayuntamiento a corregir unos trabajos ordenados sin permiso por Gema Amor en Rincón de Loix que podrían afectar a la Playa de Levante - (foto 3)
Costas requiere al Ayuntamiento a corregir unos trabajos ordenados sin permiso por Gema Amor en Rincón de Loix que podrían afectar a la Playa de Levante - (foto 4)

El concejal del Grupo Municipal del Partido Popular, David Devesa, ha denunciado esta mañana lo que calificó de “nueva ocurrencia e improvisación del gobierno de Agustín Navarro y en especial de la alcaldesa de facto y titular de la Concejalía de Servicios Técnicos, Gema Amor”, al haber ordenado el vertido de una capa de arena y grava, a lo largo del camino de 60 metros que conduce al embarcadero de Rincón de Loix. Los hechos han sido denunciados también por el Servicio Provincial de Costas, cuyo inspector dio la voz de alerta el pasado 28 de mayo, requiriendo al Ayuntamiento para que restituyera el estado original de los “terrenos de dominio público marítimo-terrestre”, so pena de incoar el correspondiente expediente sancionador.

David Devesa alertó además que esta actuación puede costar muy cara si no se corrige de forma inmediata, “dado que puede afectar,-dijo-, a lo más sagrado de Benidorm y a su principal activo turístico, como es el caso de sus playas”.

El edil relató que el pasado 28 de mayo “manu militari, sin ningún tipo de informe y sin haber pasado por ninguna comisión informativa, los Servicios Técnicos Municipales por orden de la señora Gema Amor”, procedieron a verte una capa de arena y otra de grava gruesa en el camino que conduce al embarcadero sito en Rincón de Loix. Esta actuación fue avistada por el vigilante de Costas y el cual un acta de denuncia ese mismo día advirtiendo que esa actuación requería de forma preceptiva de la autorización de Costas. El técnico de Costas advierte en su informe que la grava depositada podría ser alcanzada por los temporales, que la arrojarían al mar pudiendo llegar a la Playa de Levante con el consiguiente perjuicio para la misma. También advierte que en caso de que el Consistorio no proceda de forma inmediata a retirar la capa de arena y grava, se incoará el correspondiente expediente sancionador.

David Devesa confesó que no se entiende a “qué obedecen estas prisas, ni a que intereses responde esta actuación de la señora Amor, contraviniendo la legalidad y sobre todo y más importante, poniendo en grave riesgos la calidad del agua de la Playa de Benidorm. No hay más que imaginar lo que pasaría,-añadió-, si el agua se llevara esa grava al mar y coincidiera con que nos hacen una inspección de la bandera azul. Este tipo de cosas que no parecen tener importancia,-agregó-, pueden tener repercusiones muy graves para una ciudad que vive del turismo y que está obligada a ser muy diligente en el cuidado de su medio ambiente”.

El conejal del Partido Popular concluyó que esta actuación ha supuesto un gasto para las arcas municipales tanto en recursos materiales como técnicos, y reponer el estado original del camino supondrá otro gasto añadido. “No sólo se ha puesto en riesgo nuestras playas,-lamentó-, sino que se ha vulnerado la legalidad e instamos a reponer cuanto antes el estado original de ese camino”. Explicó que la forma en la que debería haberse procedido en este caso es, primero, haber redactado un proyecto de acondicionamiento integral de la zona a cargo de los técnicos municipales y que la ejecución del proyecto hubiese contado con la correspondiente autorización administrativa del Servicio de Costas.

Subir