25 de octubre de 2020 25/10/20

El Rototom Sunsplash recuperó más de 23.700 kilos de envases en su última edición

El Rototom Sunsplash recuperó más de 23.700 kilos de envases en su última edición - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Rototom Sunsplash recuperó más de 23.700 kilos de envases en su última edición - (foto 2)

    El Rototom Sunsplash sigue apostando por la gestión sostenible de los residuos. Únicamente durante la pasada edición del festival, en colaboración con Ecoembes, se consiguieron recuperar para su posterior reciclaje 23.730 kilos de desperdicios -16.230 kg de envases ligeros y 7.480 kg de papel y cartón-. Un reciclaje que ha permitido el ahorro de materias primas, al poder crear nuevos productos a partir de los materiales que se han reciclado.

    En concreto, con los residuos recuperados se podrían fabricar 2.739 forros polares -40 botellas permiten fabricar un forro polar-; 630 llantas de bicicleta -80 latas: 1 llanta-; 7.792 libros -8 cajas de cereal: 1 libro- y 8.490 cajas de zapatos -6 briks: 1 caja de zapatos-.

    En cuanto a los beneficios ambientales que ha supuesto esta gestión sostenible de los envases, durante la pasada edición del festival se consiguió evitar la emisión de 16.000 kilos de CO2 a la atmósfera, además de ahorrar el consumo de 18.408 kilowatios de electricidad –el equivalente al consumo anual de seis hogares compuestos por tres personas- y de 435.449 litros de agua –lo que se equipara al consumo diario de 3.067 ciudadanos-.

    También se dieron charlas formativas al personal de barras y de limpieza sobre buenas prácticas para fomentar y mejorar la recogida selectiva en origen y se instalaron dos puntos de sensibilización ambiental junto a los puntos limpios de las zonas de acampada.

    El Rototom Sunsplash siempre ha mostrado una sensibilidad especial por el cuidado de su entorno a lo largo de su historia. Por un lado, la introducción progresiva de la tecnología led en la iluminación de espacios como las carpas del Foro Social y la Reggae University, el African Village, Vivir la Energía, MagicoMundo, el backstage, la carpa de prensa o los establecimientos el Rotobar ha permitido reducir en más de un 84 % el consumo energético diario del festival, sin contar los escenarios. También se han instalado paneles fotovoltaicos en las tiendas de merchandise para que se autoabastezcan de energía.

    En la zona de servicios se ha apostado por la reutilización del agua con la instalación de dos depósitos para emplear, previo filtrado, el agua del sumidero de las duchas para rellenar las cisternas de los inodoros.

    También se ha ampliado la superficie vegetal del recinto de conciertos con la plantación de nuevos árboles en las zonas de acampada, con el fin de aumentar las áreas de sombra y ayudar a contrarrestar las emisiones de CO2.

    El festival también fomenta la comercialización, adquisición y consumo de productos locales en todas sus áreas y sectores, desde la alimentación a la logística. Y, en los establecimientos de Rotobar, se incide de forma especial en la comercialización de bebidas y comestibles procedentes de marcas éticas.

    Precisamente, en las barras se ha eliminado totalmente el uso de vasos de plástico, sustituyéndolos por vasos reutilizables que se pueden adquirir previo depósito. En los últimos años también se ha extendido el uso de platos y cubiertos de biocompostaje, elaborados a partir de materiales biodegradables como la caña de azúcar, la fécula de maíz o la madera, a todos los servicios de catering del festival. Su reciclaje junto a la basura orgánica permite que puedan ser reutilizados para fabricar compost.

    Subir