1 de diciembre de 2020 1/12/20

Benicàssim insta a la Generalitat a agilizar el barranco de la Parreta para poder concluir la CV-149 y a ejecutar el Camino de la Ratlla

    El alcalde de Benicàssim, Francesc Colomer, ha lamentado hoy la paralización y ralentización que sufren varios proyectos de la Generalitat Valenciana que son claves para solucionar definitivamente las comunicaciones con Castelló y garantizar el desarrollo del municipio. Colomer ha instado a la Generalitat Valenciana a“agilice al máximo los trámites para canalizar el Barranco de la Parreta, de forma que se pueda concluir la CV-149, y ejecute la ampliación del camino La Ratlla, lo que permitiría descongestionar el tráfico de entrada a Benicàssim”.       

    Colomer ha explicado que a pesar de las colas y atascos que se repiten cada verano en las carreteras que unen Benicàssim y Castelló, todavía no existe ningún vial de conexión entre ambos municipios que tenga cuatro carriles en todo su trazado porque el tramo de la CV-149 que se puso en funcionamiento el año pasado finaliza en una rotonda en la que los cuatro carriles se convierten de nuevo en dos. Para concluir este acceso, queda pendiente el enlace hasta la avenida Mohíno, un tramo de 550 metros que la Generalitat “inexplicablemente” no declaró de interés general (como el resto de la carretera hacia Castelló) y que debe ser ejecutado por el agente urbanizador de dicha zona. Para solventar esta situación y desbloquear el final de esta infraestructura, el equipo de gobierno ha realizado un gran esfuerzo pero la empresa urbanizadora no puede avanzar en la construcción de dicho vial hasta que la Conselleria de Medio Ambiente ejecute la canalización del Barranco de la Parreta.

    El pasado mes de enero se licitó la redacción del proyecto del encauzamiento de este barranco con un plazo de ejecución de 8 meses. Ello supone que a lo largo de este año sólo se redactará y aprobará el proyecto de manera que las obras no se podrán licitar hasta 2010, retrasando varios años la puesta en marcha de una infraestructura vital para Benicàssim de la que no sólo depende la conclusión de la CV-149 sino también la construcción del segundo instituto de secundaria del municipio, la construcción de viviendas protegidas, el segundo centro de salud, etcétera.

    Por otra parte, el alcalde ha recordado que el proyecto de ampliación del camino de la Ratllla está concluido desde junio de 2002, hace ahora siete años, y ha insistido en la necesidad de que la Conselleria de Infraestructuras ejecute esta obra que permitiría descongestionar la CV-149 en el último tramo, ya que haría las funciones de una ronda de circunvalación hacia el sur que descongestionaría la Gran Avenida.

    Ante esta situación, Colomer ha afirmado que “el equipo de gobierno de Benicàssim va a hacer un seguimiento continuo de cómo avanzan estas infraestructuras y va a seguir reivindicando a la Generalitat que agilice al máximo su construcción pues son de vital importancia para el desarrollo urbanístico de nuestra localidad y para mejorar los accesos con Castelló”.

    Subir