22 de octubre de 2020 22/10/20

La entrada de Moros y Cristianos pone el punto final a las fiestas de Bellreguard

La entrada de Moros y Cristianos pone el punto final a las fiestas de Bellreguard - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La entrada de Moros y Cristianos pone el punto final a las fiestas de Bellreguard - (foto 2)
    El pasado sábado, las filaes de la cruz y de la media luna desfilaron por las calles del pueblo bajo la atenta mirada de cientos de vecinos y visitantes.

    Este año, las doce comparsas cristianas iniciaban, puntualmente a las 6 de la tarde, la entrada de los Moros y Cristianos. El excepcional desfile del bando de la cruz lo cerraba la capitanía, de la mano de la filà Templaris. Vicent Gadea, capitán, e Isabel Peiró, embajadora, junto a su guardia personal y su ejército de templarios, nos narraron la historia de un niño que se convirtió en capitán y al que le acompañan a lo largo de su vida su corte de damas, malabaristas y juglares, pero también tiempos de guerra, batallas y victorias.

    Al bando cristiano le siguieron las diez comparsas de la media luna. La última en desfilar fue la capitanía mora de la filà Bereberes. Desde el oriente africano, con la puesta de sol llegó a las calles de Bellreguard un gran bazar morisco: olores, tejidos, especias, bailarinas, animales exóticos... Todos ellos fueron abriendo el paso a su capitán, Miquel Negre, y su embajadora, Geno López.

    Los Moros y Cristianos estuvieron acompañadas por unas veinte bandas de música de diferentes localidades valencianas, así como de varias charangas y grupos de Dolçainers y Tabaleters, entre ellas la de Bellreguard. La música, junto a los ballets, la vistosidad de los trajes y maquillajes, la imaginación y la creatividad de las comparsas crearon un ambiente único y que fue muy bien acogido por los cientos de personas que aprovecharon el buen tiempo para ver este espectáculo.

    Subir