28 de noviembre de 2020 28/11/20

La Autoridad de Certificación de la Comunitat Valenciana facilitará la firma electrónica al personal docente de las universidades de Murcia y Cartagena

  • Sánchez de León explica que “con estos servicios, ambas universidades podrán dar validez y eficacia a la emisión y recepción de comunicaciones y documentos electrónicos”

La consellera de Justicia y Administraciones Públicas, Paula Sánchez de León, ha destacado “el empeño del  Consell por extender el uso de la firma electrónica y situar a la Comunitat en un puesto de liderazgo en esta materia” y ha avanzado que la Generalitat, a través de la Autoridad de Certificación de la Comunidad Valenciana (ACCV), extenderá sus servicios a otras universidades  españolas, en este caso a la Universidad Politécnica de Cartagena y la Universidad de Murcia desde el próximo lunes.

Fruto del acuerdo al que ha llegado con ambas universidades, la ACCV proveerá de certificados electrónicos “tanto al personal docente e investigador como de administración de servicios de ambos centros” y proporcionará otros servicios relacionados con la firma electrónica, tal y como ha explicado la consellera.

“Con estos servicios, las dos universidades podrán dar validez y eficacia a la emisión y recepción de comunicaciones y documentos electrónicos y, por tanto, desarrollar sistemas propios de la administración electrónica, conforme a la ley de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos”, ha señalado Sánchez de León.

La consellera ha recordado que la firma electrónica “es una garantía de seguridad de las transacciones telemáticas” y ha indicado las numerosas ventajas de su uso, como el rápido acceso a la información deseada “evitando pérdidas de tiempo y desplazamientos inncesarios”. Además, “aporta confidencialidad y seguridad ante terceros, ya que tiene el mismo valor que la firma manuscrita, granatizando la validez legal del documento”, ha agregado.

Sellado de tiempo y custodia documental
Además de los servicios de certificación básicos, la ACCV también proporcionará servicios de valor añadido a las universidades murciana y cartaginense. Servicios como el sellado de tiempo, que permite poner fecha y hora a los documentos recibidos vía electrónica, o la custodia documental, que posibilita guardar archivos en un servidor electrónico.

El acuerdo contempla también el uso de la certificación de publicaciones denominada Fandango, “una aplicación que certifica que las publicaciones realizadas a través de Internet cumplen con los plazos indicados”, en palabras de la consellera. Además, ambas universidades recibirán asistencia técnica informática vía telefónica y telemática.

Cabe recordar que la ACCV inició su andadura a mediados de 2001 y hoy en día es uno de los entes prestadores de certificación electrónica más reconocidos en el ámbito nacional, “además de ser una de las entidades más innovadoras de este sector”, según Sánchez de León.

En la actualidad, más de 180.000 ciudadanos de la Comunitat Valenciana disponen de firma electrónica, que han obtenido en uno de los más de 450 Puntos de Registro de Usuarios. “A través de este certificado, el ciudadano puede presentar recursos, reclamaciones ante la administración o iniciar procedimientos o expedientes administrativos, acceder a la vida laboral o al padrón municipal y solicitar certificados, además de tramitar y gestionar multas y presentar la declaración de la renta”, ha señalado la consellera.

Subir