27 de enero de 2020 27/1/20

"El Monte" vuelve a emocionar a los aspenses

"El Monte" vuelve a emocionar a los aspenses - (foto 1)
  • Gran representación de "El Monte", despliegue de medios sin precedentes, espiritualidad y recogimiento, éxito, elegancia, y grandiosidad

El pasado sábado 10 de Marzo, tuvo lugar la representación del "El monte" el auto sacramental del sermón de las siete palabras. Una abarrotada Basílica acogió al público de Aspe y los numerosos visitantes que se acercaron desde otras poblaciones para presenciar el acto, y es que desde que se decidió recuperar este acto en 2005 ha ido calando y tomando cada vez más relevancia.

A las ocho y media de la tarde, tal y como estaba previsto, se iniciaba la representación, a destacar el despliegue de la Banda Municipal del Ateneo Maestro Gilalbert, que deleito a los asistentes con un despliegue de algo más de 100 personas entre músicos y las voces masculinas que interpretan las piezas que acompañan cada una de las palabras que va desgranando el predicador. La excelente acústica de la Basílica se encargo del resto.

En el altar mayor se había recreado el monte Calvario, con las imágenes del Cristo de la Agonía, la Dolorosa y San Juan y un gran lienzo con el buen y mal ladrón y paisaje montañoso.

A destacar también la calidez y calidad con la que el predicador fue desgranando cada unas de las palabras del sermón, que llegaron y emocionaron a todos los asistentes. El Sermón fue pronunciado por el Vicario de la Parroquia Ntra. Sra. del Socorro de Aspe y actual consiliario, José Manuel Bascuñana, consiliario también de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Aspe.

El acto fue presidido por la Sra. Alcaldesa de Aspe, María José Villa, miembros de la corporación municipal, la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades y miembros de las diferentes Cofradías y Hermandades.

 

Las Marías y Magdalena, grandes protagonistas

El sábado era su día, el primer acto ataviadas con los trajes y peinados típicos que se ha ido transfiriendo de generación en generación, la tarde fue de nervios y más nervios, pero a la hora prevista todo estaba listo para empezar el acto.

Con paso ceremonioso iniciaban su andadura hacía el altar mayor, escoltadas por los miembros de la guardia pretoriana.

Ya en el altar, escucharon las representación hasta el momento en el que se produce el trueno, justo antes de la séptima palabra, y la Magdalena se agarra a la Cruz y las Marías la acompañan. Una vez finalizado el acto, superados los nervios y miedos previos, la emoción se apoderaron de ellas y de sus familiares, un gran momento sin duda, con la satisfacción de haber bordado su papel. Sin duda una gran tarde para Aspe y para la Semana Santa de Aspe. Y es que en este pueblo cuando se lo proponen saben hacer las cosas a lo grande.

Subir