29 de noviembre de 2020 29/11/20

Amparo Montoro: “Las cooperativas de agroturismo son una apuesta por el desarrollo rural de la Comunitat”

  • Agricultura impulsa estos establecimientos como complemento a las rentas agrarias

  • Constituyen una importante oferta turística y de desarrollo para los municipios de interior

  • La Comunitat Valenciana ofrece 2.300 plazas de alojamiento a través de 47 cooperativas

La directora general de Empresas Agroalimentarias y Desarrollo del Medio Rural, Amparo Montoro, ha asegurado que “las cooperativas de agroturismo constituyen una apuesta por el desarrollo rural de la Comunitat”.

En este sentido, ha recordado que este tipo de establecimientos se ha consolidado en los últimos años como una importante oferta turística y de desarrollo para los municipios de interior pero también, especialmente, “como una vía para complementar las rentas de los agricultores gracias, en gran medida, al apoyo de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación”, ha asegurado Montoro.

Así, la Comunitat Valenciana cuenta en la actualidad con 47 cooperativas de agroturismo localizadas en las tres provincias y que suman un total de 2.300 plazas de alojamiento, a través de 147 casas rurales, 51 masías, 7 albergues-granjas escuela, cuatro hoteles rurales y ocho apartamentos rurales.

Concretamente, la provincia de Castellón aglutina el mayor número de estas cooperativas de agroturismo, con 28 instalaciones; seguida de Valencia, con 14; y Alicante, con 5.

La directora general ha recordado que la Conselleria de Agricultura impulsa la implantación de este tipo de establecimientos con la concesión de ayudas destinadas, principalmente, a la rehabilitación de viviendas y la creación de una oferta complementaria alrededor de estos establecimientos.

Una oferta que comprende desde la realización de deportes de aventura, la equitación o el senderismo, hasta la promoción de la gastronomía típica de cada localidad o comarca en la que se localiza la cooperativa.

“Así, al tiempo que fomentan el turismo de interior, las cooperativas de agroturismo evitan el despoblamiento de las zonas de interior y contribuyen al mantenimiento y mejora de la calidad de vida de las familias rurales”, ha manifestado Amparo Montoro.

En este sentido, las cooperativas de agroturismo suponen la creación de empleo, la fijación de la población rural y la conservación del patrimonio, al tiempo que su actividad reactiva la vida de muchos pueblos de montaña con la creación de actividades turísticas y económicas que permiten, por ejemplo, la comercialización “in situ” de sus productos agrícolas, artesanos y ganaderos más tradicionales

Subir