23 de febrero de 2020 23/2/20

La Ribera pronostica la respuesta al tratamiento antitumoral en cáncer de colon a través del estudio genético

  • El centro alcireño está apostando por la investigación en el terreno oncológico

  • Se realiza en pacientes con un cáncer colorrectal avanzado que reciben tratamiento con fármacos antitumorales después de haber fracasado el tratamiento previo con quimioterapia

  • Las mutaciones del gen K-Ras aparecen pronto en el desarrollo del cáncer colorrectal y aproximadamente el 40% de los cánceres de intestino grueso tienen la mutación

El Servicio de Genética y Biología Molecular del Hospital Universitario de La Ribera está llevando a cabo estudios genéticos que permiten pronosticar la respuesta al tratamiento antitumoral en pacientes con cáncer colorrectal (esto es, de colon, de recto o de ambos).

Estos estudios permiten detectar la presencia de mutaciones en un gen denominado K-Ras. Estas mutaciones están asociadas con la supervivencia global en pacientes con cáncer colorrectal avanzado que reciben tratamiento con fármacos antitumorales después de haber fracasado el tratamiento previo con quimioterapia.

De esta forma, los beneficios de los fármacos antitumorales están limitados a pacientes con tumores que tengan el gen K-Ras normal, sin que se observe beneficios importantes en pacientes con tumores que tienen mutaciones del gen K-Ras.

Los fármacos antitumorales son anticuerpos monoclonales (es decir, anticuerpos producidos por un solo tipo de célula del sistema inmune) dirigidos contra la proteína EGFR (que desempeña un importante papel en la transmisión de señales en las células cancerosas que propician su crecimiento).

Estos fármacos parece ser que solo benefician a pacientes con tumores que llevan copias no mutadas del gen K-Ras ya que, al parecer, la mutación hace inactivo al fármaco antitumoral porque provoca que la proteína K-Ras esté constantemente funcionando y hace imposible su inactivación por parte del fármaco.

Las mutaciones en el gen K-Ras aparecen pronto en el desarrollo del cáncer colorrectal y aproximadamente el 40% de los cánceres de intestino grueso tienen la mutación.

La posibilidad de estudiar las mutaciones del gen K-Ras evita efectos secundarios innecesarios en pacientes que no se van a beneficiar del tratamiento con fármacos antitumorales, al tiempo que permite valorar la aplicación otro tipo de tratamientos en los pacientes que tienen el gen mutado y que, por tanto, no van a responder al tratamiento antitumoral.

Apuesta por los estudios genéticos en cáncer

Consciente de que el futuro de la lucha contra el cáncer pasa por la realización de estudios genéticos que permitan determinar las características de los tumores y predecir su evolución, el Servicio de Biología Molecular del Hospital Universitario de La Ribera está realizando una importante apuesta por desarrollar este tipo de estudios.

En este sentido, cabe destacar que el Hospital de Alzira es pionero en aplicar, al campo del tratamiento, la técnica MLPA (Multiplex Ligation-Dependent Probe Amplification – Técnica de Hibridación, Ligación y Amplificación Múltiple) para el estudio genético del cáncer de mama, de modo que le está permitiendo ofrecer un tratamiento individualizado o terapia dirigida para cada paciente afectada por este tipo de tumor.

Esta nueva técnica, que fue presentada el pasado mes de febrero por el conseller de Sanitat, Manuel Cervera, ya ha permitido desarrollar estudios en 16 mujeres afectadas de cáncer de mama, ofreciéndoles el tratamiento más adecuado a cada caso, si bien la previsión es que se beneficien de su aplicación hasta 120 mujeres al año.

Subir