elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

La Policía Nacional detiene a dos personas en Alzira, una por incumplir una orden de alejamiento y la otra por ayudarle a escapar

La Policía Nacional detiene a dos personas en Alzira, una por incumplir una orden de alejamiento y la otra por ayudarle a escapar
  • Los agentes les identificaron en la vía pública después del toque queda, tras manifestar que venían de una fiesta de cumpleaños

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alzira (Valencia) a un hombre de 24 años, de origen ucraniano como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena, atentado a agente de la autoridad y daños, tras agredir a los policías cuando iban a arrestarlo por incumplir una orden de alejamiento que tenía vigente sobre la pareja con la que iba. Además, la mujer de 38 años, que se encontraba en ese momento junto a él, fue detenida por un presunto delito de desobediencia al abrirle la puerta del vehículo policial cuando iba a ser trasladado a dependencias policiales para que emprendiese la huida.

Los hechos ocurrieron a las doce y veinte de la noche del domingo, cuando los agentes que se encontraban realizando un control estático para garantizar que se cumplía el toque de queda establecido, vieron a una pareja andando por la plaza de Alicante de Alzira. En ese momento, los policías le preguntaron el motivo de encontrarse en vía pública a pesar de las restricciones, manifestando que venían de una fiesta de cumpleaños. Por tales hechos, los agentes consultaron las bases de datos policiales para proponerlos para sanción.

Una vez realizadas las gestiones oportunas, los agentes comprobaron que el varón tenía en vigor una orden de prohibición de aproximarse a menos de 200 metros vigente sobre la mujer que le acompañaba, por lo que cuando iban a detenerlo como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena, este empezó a correr en dirección contraria a los agentes.

A pesar de escapar de los agentes, los policías lo interceptaron unos metros después y seguidamente comenzó a lanzar golpes a la patrulla que le advirtió en reiteradas ocasiones que depusiera su actitud, haciendo este caso omiso  y resistiéndose a la detención.

Finalmente, cuando los policías introdujeron al sospechoso en el vehículo policial este golpeó con patadas la ventanilla de la puerta trasera izquierda, consiguiendo desencajar el marco. Además, la mujer aprovechó la situación  para acercarse al coche y abrir la puerta del habitáculo destinado a los detenidos, para facilitarle la huida a su pareja.

El varón, con antecedentes policiales, fue detenido como presunto autor de un delito de quebrantamiento, atentado a la autoridad y daños y ha pasado a disposición  judicial. La mujer fue arrestada por un delito desobediencia y tras ser oída en declaración quedó en libertad, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuese requerida.

Subir