elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Partido Socialista propone la elaboración de un plan estratégico para Alzira

  • Alborch tacha de exagerado e irreal el nuevo PGOU que Bastidas quiere aprobar

El secretario general de los socialistas alzireños, Enrique Alborch, propone a la ejecutiva local estudiar en profundidad y presenta una alternativa absolutamente diferente al PGOU que pretende aprobar el PP y que solo proyecta recalificar terrenos para favorecer los intereses de unos pocos promotores del sector y primar la acción de los más fuertes frente a los más débiles, es decir va en contra de los intereses generales de la población.

Esta es la respuesta de los socialistas ante la propuesta de planeamiento urbanístico lanzada por la alcaldesa de Alzira y que Alborch ha tachado de “exagerada, irreal e irrealizable”. Por ello el Partido Socialista presentara una “propuesta de Plan Estratégico que defina un modelo de ciudad que responda a las necesidades, actuales y futuras”, y que contemple el deterioro de la exclusión social, la mejora de la calidad de vida, el fortalecimiento del tejido social, la modernización de los servicios y el crecimiento económico sostenido como un todo.

En este sentido el portavoz socialista afirma “nuestro plan no quiere responder a los próximos 10 ó 20 años sino dar respuesta para los próximos 50 años”, ya que debemos tener visión de futuro y diseñar una ciudad para que nuestros hijos e hijas vivan en mejores condiciones y calidad de vida; y este “plan” que presenta Bastidas “no hace sino representar lo peor de la época del desarrollismo de los años 60”.

Alborch estima que “los indicadores socio-económicos, la expectativa de crecimiento de la población o la demanda de viviendas de segunda residencia utilizados para justificar el nuevo PGOU son absolutamente hinchadas y exageradas” y “no responden ni a la realidad social, ni a la realidad económica del momento”. Por lo visto la alcaldesa “aún no se ha enterado de cuál es la situación real actual y que la economía basada en el ladrillo ha llegado a su fin”.

Por otra parte, el dirigente socialista exige que antes de aprobar el nuevo plan “la alcaldesa comprometa a Camps y al PP para diseñar y construir las vías de comunicaciones necesarias y adecuadas”, para que Alzira no quede aislada y sin salidas a las grandes vías de comunicación existentes y añade, no podemos quedarnos otra vez atrás, ya que “lo que hace falta es que tanto la CV 50 como la AP 7 conecten Alzira al resto de comunidades y a Europa. Y desde luego tiene nuestra más firme oposición a que la CV 50 se desdoble y pase por La Barraca, hay otras soluciones más sostenibles y respetuosas con el entorno y riqueza ambiental del Valle.

El secretario general socialista aboga por “condicionar el desarrollo y crecimiento urbanístico futuro al desarrollo real y efectivo de los sectores urbanizados en la actualidad”, ya que “no se puede proponer nuevas recalificaciones y nuevos PAIs cuando, en la ciudad, existen más de 3.000 viviendas vacías y más de 7.000 por construir” en Tulell, les Basses y otras zonas.

Subir