4 de diciembre de 2020 4/12/20

El Hospital de La Ribera estima que la mitad de los atendidos por accidentes de tráfico son menores de 30 años

  • Una de cada 3 víctimas de accidente de tráfico necesita hospitalización; la mitad de ellas atendidas en el servicio de Traumatología

  • El Departamento de Salud de La Ribera desarrolla las charlas de Seguridad Vial para a jóvenes de más de 14 años

  • El traumatismo craneoencefálico y la fractura de miembros inferiores suponen más del 70% de los ingresos hospitalarios por accidente de tráfico

El servicio de Urgencias del Hospital Universitario de La Ribera estima que la mitad de los atendidos por accidentes de tráfico son jóvenes menores de 30 años. En la mayoría de estos casos, la velocidad y el consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas son la principal causa del accidente.

El citado servicio afirma que 1 de cada 3 víctimas de accidentes de tráfico necesita hospitalización debido a las lesiones graves que sufre, la mitad de ellas atendidas en el servicio de Traumatología. El traumatismo craneoencefálico y la fractura de miembros inferiores son los diagnósticos más frecuentes en este grupo. Concretamente, representan más del 70% de los ingresos hospitalarios por accidente de tráfico.

Otro de los datos ofrecidos apunta a la alta incidencia de los accidentes de tráfico en los jóvenes menores de 30 años. Así, destaca el hecho de que casi el 50% de los traumatismos graves atendidos por este servicio son pacientes de 18 a 29 años. Sin embargo, a partir de los 30 años y hasta edades más maduras se aprecia de forma constante una disminución relativa de estas lesiones.    

Por último, desde este servicio quieren destacar la importancia de los daños y secuelas psicológicas que sufren todas las personas que se han visto involucradas en un accidente, sobre todo si en el mismo existen víctimas mortales.

Actividades educativas
Una de las principales actividades puesta en marcha por el Departamento de Salud de La Ribera son las charlas educativas de Seguridad Vial. Con ellas, una serie de expertos en seguridad vial recorren los centros educativos de la comarca con el fin de proporcionar a los alumnos la información suficiente para que puedan desempeñarse con responsabilidad y respeto por las normas a la hora de conducir un vehículo. Es por ello que estos coloquios están dirigidos a jóvenes de más de 14 años, edad a partir de la cual se permite conducir vehículos a motor.

Los contenidos de las charlas versan sobre las principales causas de los accidentes de tráfico y las principales medidas a adoptar para prevenirlos, los efectos del alcohol y otras drogas en la conducción de vehículos, las principales medidas protectoras en el caso de sufrir un accidente (casco, cinturón, reposacabezas, etc.), y la descripción de las principales secuelas.

Las charlas se adaptan a la edad de los jóvenes e incluyen información sobre cilindradas, documentación y normas que rigen la circulación de motocicletas. “Desde el Departamento de Salud de La Ribera apostamos por la concienciación y la educación de la población, sobre todo de la más joven, para moderar la velocidad y el consumo de alcohol con el fin de evitar así ciertos abusos que, a largo plazo, pueden tener consecuencias fatales en las carreteras”, afirma el Dr. Pedro García, jefe del servicio de Urgencias del Hospital Universitario de La Ribera.

Recomendaciones
Según los especialistas, uno de los factores más importantes que intervienen en los accidentes de tráfico es la velocidad inadecuada o excesiva, siendo ésta la causa del 30% de los accidentes. La velocidad excesiva impide al conductor dominar el vehículo con garantías ya que disminuye la posibilidad de reaccionar ante imprevistos, dificulta la modificación de la trayectoria y aumenta la distancia de detención. Una colisión a alta velocidad aumenta la gravedad de las lesiones que se producirían en los ocupantes de los vehículos.

En este sentido, el cumplimiento de los límites de velocidad y el uso del cinturón favorece, en gran medida, la seguridad de los viajeros. Los expertos señalan que el uso de este dispositivo disminuye el riesgo de lesión en un 50% y con él se evitarían más de la mitad de las muertes por accidente.

Otro de los agentes que intervienen en gran parte de los accidentes de tráfico es el alcohol. Los expertos aseguran que se trata del principal factor de riesgo para sufrir un accidente. En palabras del Dr. Pedro García, “el alcohol es una droga psicodepresora que produce en el individuo un estado de falsa euforia o de exceso de confianza en sí mismo que puede perturbar las verdaderas capacidades en la conducción; una apreciación errónea de la distancia, de la velocidad y del riesgo; una conducción agresiva y una reducción del campo visual”. Incluso en pequeñas dosis, el alcohol influye negativamente en la conducción ya que perturba las aptitudes. 

Por último, la fatiga o el cansancio motivados por una conducción continuada durante un largo período de tiempo, o la somnolencia son otros de los factores de riesgo que predisponen a sufrir un accidente de tráfico. Las distracciones son la causa directa del 25% de los accidentes de tráfico. Hablar por el teléfono móvil, escuchar música a gran volumen o fumar mientras se conduce son las principales causas de distracción del conductor.

Subir