3 de junio de 2020 3/6/20

El fuerte viento de ayer ha causado algunas pérdidas materiales pero no se ha tenido que lamentar graves incidencias personales

    Nuestra localidad fue azotada ayer por un fuerte viento que llegó a superar incluso los 100 km/h. El Ayuntamiento de Alzira recomendó a la población que extremase las precauciones y suspendió las clases en los colegios como precaución, para evitar posibles consecuencias nefastas.

    Hoy que ha llegado la calma y con ella el balance de los desperfectos materiales, ya que afortunadamente no se han tenido que lamentar graves incidencias personales. Tan solo hubo dos heridos leves a consecuencia de las fuertes rachas de viento con el resultado de daños en el rostro, sin necesidad de sutura, y una rotura de tibia y peroné.

    Las consecuencias materiales del temporal de viento sí que han sido más patentes. Entre ellas, cabe destacar los 32 árboles afectados, concretamente, 22 caídos y 10 con diversos daños. Fundamentalmente se trata de pinos y palmeras. Al respecto, es reseñable el refuerzo que se tuvo que poner en un árbol de la plaza de la Constitución, catalogado como árbol monumental. Para evitar que se cayese, se colocaron 8.000 kg de arena para hacer contrapeso en la base de las raíces del Tijuana. Los técnicos aún están valorando la decisión que se va a tomar para poder conservar dicho árbol.

    También se produjeron 49 desprendimientos en la ciudad: caída de cascotes, cornisas, toldos, uralitas, etc.

    En algunos colegios también han sufrido los estragos en viento. El peor parado es el C.P. Teodor Andreu, donde la caída de pinos causó daños en muros. Algunos otros también han padecido desperfectos como el Lluís Vives, el Ausiàs March, el Alborxí o la Escuela Infantil de la Muntanyeta.

    Además, se colocaron numerosas señales en la ciudad por el peligro de desplome de objetos y se aislaron zonas afectadas, aunque no hubo cortes significativos de tráfico dentro del casco urbano.

    Ante este tipo de emergencia que sufrimos ayer se pusieron en marcha 46 agentes de la Policía Local y una dotación de 10 voluntarios de Protección Civil. También se trabajó sin descanso desde el almacén municipal y la empresa Talher (contrata del Ayuntamiento de Alzira para mantenimiento de parques y jardines). Además de los medios municipales, se contó con la importante labor de varias dotaciones de bomberos.

    Subir