elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Ayuntamiento de Alzira puesto como ejemplo de buenas prácticas por la FEMP

    El Ayuntamiento de Alzira ha sido puesto como ejemplo de buenas prácticas en la realización de la Guía de Instrumentos y Herramientas para las políticas locales de transparencia y participación Ciudadana de la FEMP y el Gobierno de Aragón. En concreto, las metodologías participativas llevadas a cabo en el Plan de intervención integral en el barrio de l’Alquerieta y el Centro de Participación Ciudadana: una propuesta local para la revitalización de un barrio.

    La concejala de Acción Social, Chelo Martínez, ha destacado: “Siempre es importante que reconozcan el trabajo bien hecho y, en el caso de l’Alquerieta, son muchos los años de dedicación y trabajo que van dando sus frutos. Con la ubicación del CPC en el barrio se han podido llevar a cabo más proyectos in situ que han sido muy beneficiosos para el desarrollo total de los/as vecinos/as de la zona. Nos posibilita un contacto más directo con las personas, así como disponer de espacios para hacer actividades y abarcar todos los aspectos necesarios para que revitalización del barrio sea total”.

    La finalidad básica del proyecto desde sus inicios ha sido propiciar la revitalización urbana y social del barrio. Dentro de este Plan el Centro de Participación Ciudadana (CPC) adquiere el máximo simbolismo al concebirse como un espacio que permite la convivencia, la coordinación de actividades y usos y la participación conjunta de vecinos, administración y entidades de la iniciativa social en todas las actividades de promoción que se desarrollen en el barrio. Su propósito es promover actuaciones y estrategias conjuntas que resulten más efectivas en el ámbito de la vivienda y hábitat, la lucha contra la pobreza, la exclusión social y la mejora del entorno urbano.

    El núcleo articulador de recursos humanos que configura el equipo de trabajo en el barrio y en el programa de actividades del CPC, en cuanto confiere regularidad y consistencia en el funcionamiento de todo el dispositivo, es personal adscrito a servicios sociales municipales: 1 Educadora Social que ejerce funciones de coordinadora, 1 Trabajadora Social, 2 Educadores, 1 Trabajadora Social del centro de voluntariado, 1 Monitor Minorías Étnicas y 1 Inspector de soporte en materia de obras y servicios.

    A través del convenio que mantiene el Ayuntamiento con Salud Pública también colaboran dos técnicos para el programa RIU de promoción y formación de agentes comunitarios en materia de salud. Su trabajo requiere regularidad y presencia en el barrio de manera continua y supone un trabajo compartido y sincronizado con el que se desarrolla a través del equipo de servicios sociales.

    En términos similares se desarrolla en el caso de la colaboración que mantiene el Ayuntamiento y la Fundación CEPAIM para la gestión de programas asociadas a la estrategia de la lucha contra la pobreza y la exclusión social en barrios de características similares al descrito en nuestro territorio. Esto permite disponer de dos técnicos de CEPAIM en el contexto del barrio, de manera cotidiana, para el desarrollo de acciones cuyo eje programático se centra principalmente en el fomento del empleo e itinerarios de inserción laboral para colectivos desfavorecidos y el trabajo comunitario desde la perspectiva comunitaria.

    La formulación de planteamientos para la intervención en el barrio y la definición del plan de actividades del CPC permite disponer de un núcleo estable de recursos humanos que configuran el equipo de trabajo habitual y cotidiano de presencia en la zona, pero, a la vez, permite la incorporación de personal para colaboraciones temporales, dotándose de suficiente flexibilidad para las necesarias adaptaciones que requiere la innovación social a través de iniciativas del ámbito académico, universitario, mundo asociativo, voluntariado y ONG’s. Lo que se pretende es que el CPC, como referente de innovación social y cultural, se configure como un espacio abierto que propicie la interacción de diferentes disciplinas y profesionales comprometidos con la vida local y la gestión de la complejidad.

    Subir