19 de febrero de 2020 19/2/20

El Ayuntamiento y Alzira Parc Industrial firman un convenio para finalizar las obras de La Parrilla

El Ayuntamiento y Alzira Parc Industrial firman un convenio para finalizar las obras de La Parrilla - (foto 1)
  • Realizarán las obras de adecuación de la segunda planta

  • Las obras estarán terminadas en un plazo de dos meses

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, y el represente de Alzira Parc Industrial S.A., Vicente Fontana, han firmado, esta mañana, un convenio mediante el cual la mercantil se hará cargo de la obra ‘Adecuación de la segunda planta del edificio de “La Parrilla”’. Una obra que estará terminada en un plazo de un par de meses, según estipula el contrato. El importe de la misma asciende a poco más de 147.000 euros.

Las obras serán ejecutadas por la mercantil Clásica Urbana SL que, actualmente, está realizando otras obras enmarcadas en el PIP dentro del mismo inmueble.

Recordemos que en La Parrilla ya se iniciaron trabajos de ‘Eliminación de barreras de arquitectónicas y adecuación de espacios para uso sociocultural’’. Estas obras están en su última fase.

Tras una primera intervención en la cimentación y cubierta del edificio, se desarrollaron los trabajos del refuerzo de la estructura, la habilitación de la planta baja y de la primera planta, así como la rehabilitación de las fachadas. Ahora, gracias a este convenio, se pretende terminar totalmente la obra de la Parrilla con la adecuación de la segunda planta para espacios administrativos.

Intervención en “La Parrilla”

El edificio denominado “La Parrilla” es el antiguo Casino Republicano, construido entre 1933 y 1936. En la planta baja se ubica el acceso a la planta superior, manteniendo en el resto del edificio el uso como hogar del jubilado. La planta primera va destinada a espacios para uso sociocultural y la segunda a espacios administrativos.

Se trata de un edificio que, constructivamente, tiene su complejidad ya que combina pilares de ladrillo macizo, metálicos y de hormigón armado con vigas metálicas y de hormigón armado. Todas las viguetas de los forjados son viguetas metálicas con bovedillas de hormigón con cenizas. El edificio dispone de un patio central que da luz a las estancias centrales.

Cabe destacar que, durante 1983, se realizaron obras de reforma en la planta baja para paliar los daños producidos por la riada de 1982 y, durante la década de los 90, se amplió en la planta baja la parte del antiguo jardín recayente a la Avenida Santos Patronos y se transformaron las dos primeras crujías del edificio como Hogar del Jubilado. El edificio original constaba de 5 crujías con fachadas a las calles Faustino Blasco y al ramal del río Júcar. En estos momentos, el ramal del río es la Avenida Santos Patronos y se ha demolido la casa colindante al prolongar la calle Costa.

 

Subir