3 de diciembre de 2020 3/12/20

Salud Pública recomienda extremar las medidas de prevención ante el COVID-19 en los días festivos locales

    El alcalde de Altea, Jaume Llinares, ha mantenido una reunión con la directora de Salud Pública de la Marina Baixa, Teresa Revilla, para afrontar conjuntamente la situación actual en los días festivos locales del municipio. Ambos apelan a la responsabilidad de alteanos y alteanas en estas fechas señaladas en las que tendrían lugar las fiestas patronales y que no se podrán celebrar a causa del COVID-19.

    Teresa Revilla también ha concedido una entrevista a Ràdio Altea, donde ha enfatizado la importancia de extremar las medidas de prevención y seguir las recomendaciones de mantener la distancia de seguridad y no realizar reuniones de más de diez personas. “La gran parte de los rebrotes activos están asociados a reuniones familiares y sociales y suponen un gran riesgo en la aparición de nuevos casos, ya que no se extreman las medidas y no se mantiene la distancia de seguridad, ni la obligación de llevar mascarilla”, ha recordado Revilla.

    Según ha detallado la responsable de Salud Pública, “afortunadamente, en la Marina Baixa, a pesar de ser una zona turística, se está controlando el rebrote y es responsabilidad de todos seguir trabajando para no empeorar la situación e intentar evitar la transmisión realizando todas las actividades posibles al aire libre”. Revilla también ha explicado que “para conseguir llevar una vida lo más normal posible y sostenible, a nivel laboral y social, necesitamos la contribución y disciplina de todos los ciudadanos, porque todos queremos que colegios y comercios se mantengan abiertos y salir de esta situación cuanto antes”.

    En lo concerniente a las circunstancias sanitarias, Revilla ha transmitido un mensaje de tranquilidad apuntando que “desde Salud Pública estamos trabajando conjuntamente con hospitales y centros de atención primaria para identificar los casos positivos y a sus contactos para aislarlos y evitar colapsos en las UCI. Es importante cumplir con las directrices y quedarse en casa 14 días tras realizarse la prueba PCR, aunque el resultado haya sido negativo, ya que es el tiempo de incubación y el resultado puede variar los días posteriores”.

    Por otro lado, Teresa Revilla ha hablado de la situación en los centros escolares, recordando que en cada uno de ellos hay un coordinador COVID-19 para identificar los casos que puedan aparecer y cómo hay que actuar si algún alumno o profesor tiene síntomas. “Si notan cualquier síntoma sospechoso como fiebre leve o dolor de garganta no deben acudir al centro y llamar al médico para pedir una PCR”. “Todos los alumnos están divididos por grupos de convivencia estable, es decir, mantienen el mismo profesor, aula, autobús y comedor, para evitar así el contagio fuera de ese círculo y cerrar  esa clase si hay un caso positivo”, ha añadido Revilla.

    “Tenemos que mantener el conjunto de medidas globales como la mascarilla, la distancia de seguridad, las reuniones al aire libre de menos de 10 personas y evitar aglomeraciones que son la principal causa que nos puede paralizar la vida normal”, ha concluido la responsable de Salud Pública de la Marina Baixa.

    Subir