10 de abril de 2021 10/4/21

El Pleno aprueba el Presupuesto de 2012 y un Plan de Saneamiento para los próximos 10 años.

  • El Ayuntamiento de Altea venía funcionando con un presupuesto prorrogado desde el año 2009

El Ayuntamiento de Altea ha aprobado en el pleno ordinario celebrado este jueves día 3 de noviembre los presupuestos para el próximo ejercicio de 2012 acompañados con un Plan de Saneamiento Económico para los próximos diez años. El presupuesto aprobado por el equipo de gobierno PP-Cipal, prevé unos ingresos de 27.862.774 euros, mientras que los gastos quedan fijados en 24.700.000 euros. La diferencia entre ingresos y gastos arroja un saldo positivo de 3.100.000 euros de ahorro que se destinará a pagar facturas pendientes de años anteriores a proveedores. En esa misma línea, el pleno también aprobó la solicitud de un crédito al ICO de 894.000 euros que se destinarán a pagar las deudas a proveedores. El edil de Hacienda, Pedro Barber, recordó en la presentación de los presupuestos que "Altea no tenía aprobado un presupuesto municipal desde el año 2009, es decir, ha estado dos años con los presupuestos prorrogados, situación que ha puesto fin el pleno de hoy".

El Alcalde de Altea Miguel Ortiz presentó el Plan de Saneamiento Económico como "el reto mas importante que ha tenido jamás nuestro Ayuntamiento en toda su historia, no sólo hay que evitar que sea intervenido, sino convertirlo en el instrumento que ayude a la recuperación de nuestras empresas". El Plan tiene un objetivo fundamental, dijo Ortiz, que es "adaptar la realidad económica del Ayuntamiento ante una inminente suspensión de pagos si no tomamos medidas" y añadió que "cada vez recaudamos menos, pero la disminución de ingresos no se ve reflejada en una disminución de los gastos", de manera que al final "con los ingresos que tenemos sólo pagamos la seguridad social, alquileres, financiamos alguna actividad municipal, y la nómina de los funcionarios y trabajadores laborales del Ayuntamiento". Sin embargo, añadió "no tenemos dinero para pagar las nóminas de los trabajadores que trabajan para el Ayuntamiento como empleados del CEAM, la Residencia Les Boqueres, la Limpieza de calles o la limpieza de edificios públicos". Además, según reconoció el propio alcalde, "no podemos pagar a proveedores, la luz, el agua, material de oficina, la calefacción de los colegios o los nichos de diciembre del cementerio".

El Plan de Saneamiento propuesto por el equipo de gobierno tiene una duración de diez años y, tal y como explicó Pedro Barber, "si se cumple el Plan en el año 2021 Altea recuperaría el equilibrio presupuestario y habría pagado todas sus deudas", aunque el Plan propone una reducción del gasto para conseguir un equilibrio presupuestario en tres años, de 2012 a 2014, consiguiendo la estabilidad presupuestaria al final de ese periodo.

El Plan de Ajuste propuesto recoge, entre otras medidas que se han puesto en marcha, la reducción de las nóminas a los políticos, la reducción de las nóminas y productividades a los funcionarios y la reducción de parte de la plantilla municipal. Se han reducido los gastos en todos los departamentos, así como las subvenciones a asociaciones del municipio en más del 49%. A esto se añade que se ha llevado a cabo un aumento de los ingresos por determinados servicios voluntarios, como el Conservatorio o las Escuelas Municipales Deportivas. Además, se van a abordar nuevas medidas que se centrarán en la eliminación de alquileres, el cierre de algunos edificios públicos y la reducción y agrupación de departamentos administrativos. Asimismo, se asumirá la gestión directa de la limpieza viaria y de edificios públicos.

Tanto el grupo socialista como el Bloc mostraron su oposición al Plan de Saneamiento y a los Presupuestos Municipales. El portavoz socialista, Eloy Hidalgo, mostró su rechazo frontal "El Plan de Saneamiento está mal diseñado, carece de todo consenso con sindicatos y oposición y además carente de un estudio pormenorizado de los servicios que dejarán de prestarse", para Hidalgo supone "el principio del fin de lo que conocemos como nuestro pueblo". Por su parte el portavoz del Bloc, Jaume Llinares, responsabilizó al Alcalde Miguel Ortiz de la deuda y de muchas de las decisiones del pasado.

Tras un intenso debate, el pleno tuvo una duración de más de ocho horas, se aprobó el Presupuesto Municipal para 2012 y el Plan de Saneamiento con los 10 votos del PP y 3 de CIPAL, y el voto en contra de los 5 ediles del PSOE y los 3 del Bloc.

Subir