24 de octubre de 2020 24/10/20

El Pleno aprueba la Cuenta General de 2016 que señala la mejora económica del Ayuntamiento de Altea

El Pleno aprueba la Cuenta General de 2016 que señala la mejora económica del Ayuntamiento de Altea - (foto 1)

    Con los votos a favor de los grupos que conforman el equipo de gobierno, Compromis, PSPV y Altea amb Trellat, la abstención de CIPAL y los votos en contra de Partido Popular, el Pleno del Ayuntamiento de Altea aprobó ayer definitivamente la Cuenta General de 2016.

    La Cuenta General es el instrumento establecido para cumplir con la obligación que tienen las Entidades Locales de informar, justificar y responsabilizarse de la situación patrimonial y de la actividad económica realizada en el ejercicio. El que se desprende de los datos y de los indicadores reflejados en esta Cuenta General de 2016, es una mejora progresiva de la situación económica y financiera del Ayuntamiento.

    Para el Concejal de Hacienda, Pere Lloret, "ha habido una evolución mucho más positiva, que la que inicialmente teníamos prevista al inicio de la legislatura". Entre otros detalles, Lloret destacó, "el descenso de 30 puntos en el endeudamiento y que se ha pasado del 86,40% de ratio de 2014 al 56,55% al cierre de 2016, y puede ser que la progresión sea previsiblemente más acentuada al finalizar 2017".

    Pere Lloret quiso destacar que con, "la buena noticia de la resolución judicial favorable de la sentencia por el desafortunado PAI del Río Algar, hace que se afronte un futuro mucho más abierto, con más opciones. Es cierto que el actual contexto normativo, sobre todo en las restricciones impuestas por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, ha producido su efecto en la reducción de la deuda, pero no es menos cierto que, a pesar de quien le pueda pesar, la parte que nos toca de gestión coherente y responsable estamos haciéndola como es debido", finalizaba el edil de Hacienda.

    Durante la sesión plenaria también se dio cuenta de la renuncia del acta de concejal de la edil popular Marga Riera, qué a petición personal, volverá a incorporarse al departamento de comunicación del Ayuntamiento de Altea, que ocupó durante nuevo años y que dejó de lado después de conseguir su acta de concejal. El Alcalde de Altea Jaume Llinares quiso agradecer su dedicación en la política municipal durante los seis últimos años, y tanto el primer edil como el resto de la corporación, le desearon la mejor de las suertes en su nueva etapa.

    Subir