28 de febrero de 2020 28/2/20

La Guardia Civil desarticula en Altea una activa organización criminal dedicada a la sustracción de joyas

    La Guardia Civil ha detenido a los cuatro integrantes de un importante y muy activo grupo criminal que se dedicaba en exclusiva al hurto al descuido y al robo con violencia de joyas mediante el método conocido como del "abrazo". Abordaban a sus víctimas en plena calle y no dudaban en emplear la violencia para arrebatarles sus joyas, si era necesario. Estas personas han sido detenidas dos veces, con tan solo tres días de diferencia, en ambos casos por dos agentes de la Guardia Civil de Altea, que se encontraban fuera de servicio.

    Los agentes de la Guardia Civil de Altea han detenido a cuatro personas de nacionalidad rumana, tres mujeres de 26, 37 y 38 años y un hombre de 21, al ser pillados in fraganti cuando se disponían a hurtar unas joyas en plena vía pública, mediante el método conocido como del "abrazo".

    Una de las mujeres, que ha sido detenida dos veces con tan solo tres días de diferencia, de 26 años de edad, ha ingresado en prisión provisional por acumular, tan solo ella (y únicamente consultando la base de datos de Guardia Civil, sin tener en cuenta los delitos posiblemente cometidos en demarcación de Policía Nacional), 233 hechos delictivos, llevados a cabo por todo el territorio nacional.

    A esta mujer se le imputa la autoría de decenas de hurtos y robos con violencia cometidos, en Altea, Alfaz del Pi, Jávea, El Vergel, Cox, Ontinyent (Valencia), Laredo (Cantabria), Hinojos (Huelva) y Zafra (Badajoz), entre otros. De esta última ciudad le constaba un señalamiento judicial de búsqueda y detención.

    A la imputación de los numerosos delitos de hurto y robo con violencia se le suma también el de pertenencia a organización criminal. Estas últimas detenciones producidas el día 17 de marzo y el 20 de marzo se han realizado por agentes fuera de servicio, quienes observaron a estas personas, tanto en el episodio de Alfaz del Pi como en el de Altea, con tan solo tres días de diferencia, acechar a las diferentes víctimas con evidente intención de sustraerles sus pertenencias.

    En el primer caso, un Cabo de la Guardia Civil destinado en Altea, observó como dos de estas mujeres y el hombre robaban con violencia a una víctima, con la cual estaban forcejeando en plena calle para arrancarle una joya de su brazo. El Cabo se identificó como agente e intervino, hasta la llegada de los agentes uniformados.

    En el segundo caso, un Guardia Civil también destinado en Altea, observó a dos mujeres rodear a un hombre de avanzada edad y forcejear con él. El agente intervino y fue golpeado por una de estas mujeres, en su intento de huir del lugar. La detenida ingresó directamente en prisión preventiva sin fianza, por orden judicial. Los otros tres detenidos han quedado a disposición judicial, en libertad provisional con cargos.

    El vehículo en el que viajaban los cuatro detenidos ha sido intervenido y puesto también a disposición judicial, ya que en su interior se encontraron numerosas joyas de dudosa procedencia. Estas personas no tenían domicilio conocido, eran itinerantes e iban cometiendo los numerosos delitos por las diferentes localidades de la provincia en la que se encontrasen en esa temporada. Con estas cuatro detenciones se da por desarticulada una importante y muy activa organización criminal dedicada exclusivamente a este tipo de robos con violencia y hurtos al descuido.

    Subir