26 de febrero de 2021 26/2/21

Este jueves se presentan los trabajos de recuperación del nido de ametralladoras de la Olla

Este jueves se presentan los trabajos de recuperación del nido de ametralladoras de la Olla - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Este jueves se presentan los trabajos de recuperación del nido de ametralladoras de la Olla - (foto 2)
    Este jueves se presentan los trabajos de recuperación del nido de ametralladoras de la Olla - (foto 3)
    Este jueves se presentan los trabajos de recuperación del nido de ametralladoras de la Olla - (foto 4)
    Este jueves se presentan los trabajos de recuperación del nido de ametralladoras de la Olla - (foto 5)

    Este jueves, 6 de julio, tendrá lugar la presentación de los trabajos de recuperación del nido de ametralladoras de la Olla de Altea, a cargo de los responsables de Albalat-Arqueología y Gestión del Patrimonio. Será un acto abierto a todo el público para dar a conocer estos trabajos que han podido realizarse gracias a la Concejalía de Urbanismo que ha destinado una partida presupuestaria para la recuperación de Patrimonio con el objetivo de ''consolidar y habilitar este bien para hacerlo visitable, al tiempo que se pone en valor el patrimonio histórico de Altea'', como señalaba la concejala del área, Imma Orozco.

    Previo a la visita al nido de ametralladoras restaurado, a las 18.30 horas el alcalde de Altea, Jaume Llinares, acompañado por el resto de miembros del equipo de gobierno, recibirá a la consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades públicas, Gabriela Bravo, en Villa Gadea donde tendrá lugar la presentación de los objetivos de la Ley de Memoria Histórica.

    Estos nidos de ametralladoras, llamados popularmente búnkers, fueron construidos en 1937, durante la Guerra Civil española. Después de que la flota republicana perdiera el control de las costas mediterráneas bajo el bloqueo naval que imponían italianos y alemanes, se planificaron estas defensas costeras para repeler un eventual desembarco del ejército franquista. Sin embargo, nunca se instalaron las ametralladoras y terminado el conflicto fueron abandonados. En total eran ocho los que vigilaban la bahía de Altea, de los que actualmente sólo permanecen dos: el de Cap Negret y el de la Olla.

    Subir