26 de febrero de 2021 26/2/21

El Ayuntamiento insta a la Diputación de Alicante a participar en el Fondo Autonómico de Cooperación Municipal

    Con los votos a favor de Compromís, PSPV y de Altea amb Trellat, y la abstención del PP y CIPAL, el pleno del pasado jueves aprobó la moción presentada por el Equipo de Gobierno que pide a la Diputación de Alicante que reconsidere su negativa a participar en el Fondo Autonómico de Cooperación Municipal.

    El Fondo de Cooperación Municipal Incondicionado es un instrumento financiero que dota de más recursos económicos a las haciendas municipales y, sobre todo, de una mayor autonomía a la hora de distribuir el dinero. El Fondo prevé la adhesión voluntaria de las diputaciones provinciales, que deberían aportar un capital equivalente al de la Generalitat. Las Diputaciones de Valencia y Castellón han formalizado su participación, no así la de Alicante, que se ha desmarcado del plan.

    El concejal de hacienda, Pedro Lloret, mencionaba las implicaciones de esta decisión en el pleno del pasado jueves: "Altea, Marina Baixa, Alicante, recibirá cerca de 200.000 € de la Generalitat del Fondo de Cooperación Municipal. Si Altea fuera un pueblo de la Safor o de La Plana, recibiría 400.000 € porque la Diputación aportaría su parte".

    Lloret resumía las ventajas del Fondo respecto al tradicional sistema de subvenciones: "Es un fondo incondicionado, es decir, dinero que puede ser destinado a cualquier finalidad, a lo que el Ayuntamiento considere más necesario atendiendo a sus propias prioridades. No hay justificación posterior ni previa, por lo tanto, ahorra carga de trabajo burocrático. Es un importe fijo y seguro, sin liquidaciones provisionales ni definitivas posteriores. Y, además, la disposición del dinero del fondo no afecta la regla de gasto, que tantos dolores de cabeza nos da".

    La razón por la que se desmarca la Diputación de Alicante, según el concejal, ''está en que el criterio de reparto del Fondo es objetivo, basado en el número de habitantes del municipio''. "El Partido Popular en Alicante quiere seguir manteniendo su capacidad decisoria sobre la distribución, el poder que le otorga la discrecionalidad sobre el reparto del pastel. No es difícil averiguar por qué. Fijar unos criterios objetivos bajo la lupa de una comisión de seguimiento les desbarata un poco el chiringuito".

    Subir