elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Los voluntarios sociales de personas mayores de Almussafes ejercen una labor de acompañamiento encomiable

Los voluntarios sociales de personas mayores de Almussafes ejercen una labor de acompañamiento encomiable  - (foto 1)
  • Desde hace un año, catorce de los 24 voluntarios sociales acompañan y entretienen a los internos de la residencia “La Vila de Almussafes” dos veces por semana

MÁS FOTOS
Los voluntarios sociales de personas mayores de Almussafes ejercen una labor de acompañamiento encomiable  - (foto 2)

La concejala de la Tercera Edad de Almussafes acompañó, durante la mañana de ayer miércoles día 25, al grupo de voluntarios sociales de personas mayores durante su labor de entretenimiento y acompañamiento a los usuarios de la residencia “La Vila de Almussafes”. Desde hace más de un año, los voluntarios desarrollan semanalmente un programa de ocio en el geriátrico, además de continuar realizando su labor de acompañamiento a ancianos que todavía residen en sus propias casas.

Las visitas semanales de los voluntarios son, sin ningún género de duda, ocasiones que los ancianos internos en la residencia y centro de día de Almussafes viven como una auténtica fiesta. La propia concejala de la Tercera Edad, Esperanza Carbonell, lo comprobó de primera mano ayer miércoles, cuando visitó y acompañó a los voluntarios sociales durante parte del desarrollo del programa de ocio que ofrecen desde hace un año en el geriátrico, inaugurado en diciembre de 2009.

“Somos dos los grupos que dispensamos el servicio de acompañamiento en la residencia y dividimos nuestra labor todos los miércoles y jueves, a partir de las 11 de la mañana y hasta las 1 del mediodía, aproximadamente”, explican los voluntarios.

El coordinador del grupo de los 24 jubilados que impulsan el programa de voluntariado social en Almussafes, Lorenzo Domínguez, no duda en resaltar “el gran beneficio que supone tanto para los voluntarios como para los usuarios del servicio que esta iniciativa continúe desarrollándose, puesto que en realidad alegra la vida de todos nosotros y nos aporta grandes valores solidarios”.

Muchos de los internos requieren de una silla de ruedas para sus desplazamientos, por lo que la ayuda de los voluntarios resulta imprescindible a la hora de realizar paseos matutinos por los jardines del centro, una de las actividades que más disfrutan los internos en los días soleados, e incluso visitar el mercado de los martes o asistir a un oficio religioso en la parroquia, en ocasiones especiales, como las pasadas fiestas navideñas.

En jornadas grises y frías como la vivida ayer miércoles, los paseos se limitan a los pasillos del centro, aunque el entretenimiento de los internos está asegurado con otras actividades, puesto que los voluntarios no dudan a la hora de leerles el periódico, conversar sobre temas diversos, recitarles poesía e incluyo relajarse con algunos juegos de mesa. El programa de actividades de tiempo libre también incorpora la celebración de festivales musicales y de baile, el último realizado el pasado mes de diciembre, “con gran aceptación por parte de los internos”.

“La iniciativa de los voluntarios de Almussafes es todo un ejemplo a imitar en otros geriátricos valencianos, un hecho que evidencia que la solidaridad de los almussafenses siempre ha sido una de nuestras señas de identidad”, resalta la edil de la Tercera Edad.

Pero la labor de los voluntarios sociales no se limita únicamente a la realizada en el interior del geriátrico, sino que también se desarrolla en diferentes viviendas del casco urbano, acompañando y ayudando a ancianos – la mayoría de ellos conocidos - que todavía conviven en sus propias casas, pero que requieren de este servicio que los voluntarios prestan desinteresadamente y con gran interés.

Subir