29 de octubre de 2020 29/10/20

Los superhéroes invaden Almussafes en el primer carnaval municipal

Los superhéroes invaden Almussafes en el primer carnaval municipal - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Los superhéroes invaden Almussafes en el primer carnaval municipal - (foto 2)
    Los superhéroes invaden Almussafes en el primer carnaval municipal - (foto 3)

    El pasado sábado 23 de febrero se llevó a cabo en Almussafes una fiesta de carnaval organizada por el Ayuntamiento de la localidad. En esta primera edición de la iniciativa, cuya ambientación giró en torno a los superhéroes y superheroínas, centenares de personas participaron en el pregón, desfile con batucada, talleres infantiles y una merienda. "Honestamente creo que lo hemos conseguido y por eso intentaremos que en el futuro esta convocatoria vaya creciendo", señala la concejala de Cultura, Davinia Calatayud.

    La alegría, el color y la música estuvieron presentes el pasado sábado 23 de febrero en la fiesta impulsada por el Ayuntamiento de Almussafes para conmemorar el carnaval. Centenares de personas se congregaron en la explanada del Centro Cultural de la población para dar el pistoletazo de salida a esta popular fiesta que por primera vez llega a la localidad a través de una iniciativa municipal.

    "Nuestro objetivo con este acto totalmente desenfadado era que todos los vecinos y vecinas, independientemente de su edad, pudieran pasar una tarde divertida en la que dejaran de lado sus problemas. Honestamente creo que lo hemos conseguido y por eso intentaremos que en el futuro esta convocatoria vaya creciendo y ganando seguidores y seguidoras", declara la concejala de Cultura, Davinia Calatayud.

    La tarde comenzó a las 16.30 horas con el pregón que se leyó en el balcón del Centro Cultural. Un grupo de superhéroes y superheroínas fueron los personajes encargados de comunicar a las personas asistentes la necesidad de disfrutar intensamente del acto, en el que una banda de batucada trasladó a la comitiva desde la explanada de la infraestructura hasta el Ágora del parque Central, donde continuaron las propuestas.

    Allí, el ruido de la percusión continuó sonando para dar paso después a una serie de talleres de globoflexia, pinta caras y máscaras de carnaval. Además, también hubo a disposición del público infantil diversos juegos motrices como el paracaídas de colores, la cuerda o el encestado con aros en los conos. El colofón a la tarde, en la que la mayor parte de las personas se atrevieron a participar disfrazados de superhéroes y superheroínas, el tema elegido por la organización para este año, se sirvió chocolate y ensaimadas para merendar.

    "Brindar a la ciudadanía actividades de este tipo nos permite avanzar en nuestro compromiso con lo que solemos llamar 'hacer pueblo', planteando iniciativas que nos unen y nos permiten generar espacios de convivencia en los que todos y todas nos podemos sentir involucrados e involucradas", asegura Calatayud.

    Subir