8 de marzo de 2021 8/3/21

La sede de Protección Civil de Almussafes comienza el retorno a la normalidad tras su inundación en noviembre

La sede de Protección Civil de Almussafes comienza el retorno a la normalidad tras su inundación en noviembre - (foto 1)
  • El Ayuntamiento, que se comprometió a sufragar todos los desperfectos ocasionados por la lluvia, ha iniciado los trabajos para la puesta a punto

  • La brigada municipal comenzó la semana pasada las labores de pintura del edificio y el consistorio ya ha adquirido los nuevos equipos de transmisión

MÁS FOTOS
La sede de Protección Civil de Almussafes comienza el retorno a la normalidad tras su inundación en noviembre - (foto 2)

El Ayuntamiento de Almussafes ya se ha puesto manos a la obra para que la sede de Protección Civil de la localidad vuelva a la normalidad tras los daños materiales sufridos en el temporal de noviembre. La semana pasada comenzaron los trabajos de pintura y ya se han adquirido los aparatos de transmisión. Asimismo, también está en marcha el proceso para renovar el mobiliario y los ordenadores afectados. “En su momento, desde el Ayuntamiento de la localidad nos comprometimos a restituir todo el material afectado por el temporal y, consecuentes con este compromiso, ya hemos empezado estas tareas”, declara el concejal de Seguridad Ciudadana, Jaime Wic.

El pasado mes de noviembre la sede de Protección Civil de Almussafes, emplazada en la posta sanitaria situada en la vía de servicio que circula en paralelo a la CV-42, sufrió numerosos daños materiales como consecuencia de las intensas lluvias registradas en la provincia de Valencia. Aunque la estructura del edificio permaneció intacta, fueron considerables los elementos que quedaron destrozados, entre ellos los equipos informáticos y de transmisión, el mobiliario e incluso dos motos de su flota de vehículos. “En su momento, desde el Ayuntamiento de la localidad nos comprometimos a restituir todo el material afectado por el temporal y, consecuentes con este compromiso, ya hemos empezado estas tareas”, resalta el concejal de Seguridad Ciudadana, Jaime Wic.

La semana pasada la brigada municipal inició las actividades de pintura y reparación de la escayola de las estancias afectadas. Asimismo, el consistorio ya ha adquirido los nuevos equipos de transmisión y está en proceso de renovar el mobiliario, los ordenadores y el resto de los objetos que quedaron inutilizados a causa de las lluvias torrenciales que se registraron. “Recordemos que el agua llegó hasta los 1,20 metros de altura, por lo que todo lo que se situaba a un nivel inferior la agrupación tuvo que tirarlo porque fue imposible recuperarlo”, explica el edil. “Pero la labor que desempeña el grupo de voluntarios y voluntarias, que actualmente está integrado por 18 personas, requiere de una serie de equipamientos sin los cuales la colaboración prestada se hace muy complicada, así que tan pronto como hemos podido hemos iniciado los trámites para devolverle la normalidad a la infraestructura”, añade Wic.

“Afortunadamente, unos meses antes del temporal el consistorio municipal invirtió 12.707 euros en la reparación de la cubierta y la fachada, lo que probablemente impidió que la primera planta sufriera daños y filtraciones”, comenta. “El mantenimiento de los edificios públicos es fundamental para lamentar males mayores en momentos imprevistos. Por eso, paralelamente a la restitución de todo lo necesario para la prestación de los servicios a la ciudadanía, intentamos que periódicamente todas las infraestructuras de titularidad municipal se sometan a actuaciones para garantizar que continúan en perfecto estado”, finaliza.

Subir